Underwood Anuncia Fallo Judicial Contra Casa De Subastas De Ithaca Por No Pagar Más De $ 230,000 A Los Consumidores

Finger Lakes Estate and Auction y su propietario pagarán casi $250,000 en restitución y multas por no entregar los ingresos a los clientes después de subastar su propiedad

ITHACA - La Fiscal General Barbara D. Underwood anunció hoy una sentencia obtenida contra Finger Lakes Estate and Auction, Inc. ("Finger Lakes") y su propietario, Charles Dorsey, por inducir fraudulentamente a los consumidores a que renuncien a sus bienes personales que serían subastados y no devolver las ganancias como lo habían prometido. La sentencia requiere que Finger Lakes y Dorsey paguen $237,739 en restitución total a los consumidores y $12,000 en multas y costos civiles, y que retengan un Fideicomisario para manejar todo el dinero de las subastas futuras para garantizar que las ganancias vayan primero a los consumidores que le consignaron los artículos para subastar.

“Los consumidores de Nueva York esperan que las compañías sean confiables y responsables”, dijo la Fiscal General Underwood. “No importa la industria, mi oficina continuará protegiendo a los neoyorquinos de las empresas que estafan a sus clientes”.

Finger Lakes Estate and Auction, Inc. es un negocio de bienes raíces y subastas que solicita y acepta bienes personales ("artículos consignados") de los consumidores y luego los vende en subastas al público en general. Finger Lakes cobra a los consumidores una comisión del 15% al 35% y una tarifa de transporte que oscila entre $100 y $250, prometiendo el resto de los ingresos de la subasta al consumidor. Desde octubre de 2015, Finger Lakes y Dorsey vendieron propiedades y no devolvieron ninguna de las ganancias a 24 consumidores, por un total de $237,739 adeudados. Continuaron adquiriendo propiedades para subastas sabiendo que no estarían pagando los ingresos a los consumidores.

En un caso, Finger Lakes y Dorsey vendieron un automóvil antiguo Austin Healey de 1965 por $39,000. Incluso después de una generosa comisión del 20% y los gastos de venta del consumidor, que suman un total de más de $9,300, y una comisión adicional de $3,900 del comprador, Finger Lakes y Dorsey no pagaron ninguna parte del producto al consumidor consignador.

Después de que paguen a los nuevos consumidores sus respectivas ganancias, la sentencia también requiere que el Fideicomisario pague al menos el 20% de las ganancias de las futuras subastas a la Fiscalía General para su devolución a los consumidores previamente afectados.

Cualquier consumidor adicional que crea que puede haber sido estafado por estas prácticas engañosas puede presentar una queja ante la Oficina Regional de Binghamton de la Fiscalía General para obtener una restitución antes del 31 de enero de 2019.

Este caso fue procesado por el Fiscal Adjunto Michael J. Danaher, Jr. bajo la supervisión del Fiscal Adjunto a Cargo de la Oficina Regional de Binghamton, James Shoemaker, y el Fiscal Ejecutivo Adjunto Interino de Asuntos Regionales, Gary Brown.