Underwood – Parte De Una Coalición De 12 Fiscales Generales – Exige A La Administración De Trump Terminar La Política Que Retrasa Y Prevene La Reunificación Familiar De Inmigrantes

NUEVA YORK – La Fiscal General Barbara D. Underwood, parte de una coalición de 12 fiscales generales, envió hoy una carta exigiendo que la Administración de Trump revertir inmediatamente una política que retrasó y evitó la colocación de niños migrantes no acompañados con sus familiares u otros patrocinadores apropiados que viven en los Estados Unidos, manteniendo a estos niños en detención federal prolongada.

“Estos niños no acompañados ya han sufrido un trauma profundo. Es inconcebible que el gobierno de Trump prolongue aún más su detención y los mantenga innecesariamente separados de sus familiares o patrocinadores", dijo la Fiscal General Underwood. "El gobierno federal debe revertir inmediatamente esta política inhumana".

Según la carta, enviada al Secretario de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. Alex M. Azar II y a la Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional de los EE. UU., Kirstjen M. Nielsen, la política requiere que los posibles patrocinadores de niños migrantes no acompañados y sus familias enteras se sometan a las huellas dactilares y la verificación de antecedentes, que se comparten automáticamente con la agencia Inmigración y Control de Aduanas (ICE). La carta alega que la política impone cargas injustificadas en el proceso de patrocinio y deja a muchos posibles patrocinadores con una "opción insostenible" de dejar a los niños bajo custodia federal o presentarse y posiblemente exponerse a sí mismos o a sus seres queridos a los agentes de inmigración.

Según la carta, la Oficina de Reasentamiento de Refugiados firmó un acuerdo a principios de este año con ICE y Control de Aduanas y Fronteras para imponer estos requisitos a los posibles patrocinadores, a pesar de la falta de pruebas de que harían que los niños estuvieran más seguros. Los Fiscales Generales sostienen que los requisitos han resultado en arrestos relacionados con el estatus migratorio de posibles patrocinadores y alegan que el verdadero motivo para recopilar y compartir su información ha sido detenerlos y deportarlos.

La política ha mantenido a los niños migrantes bajo custodia federal innecesariamente prolongada y ha contribuido a que la cantidad de niños detenidos se haya multiplicado por cinco desde el año pasado a más de 13,000. De acuerdo con la carta, se ha dejado a estos niños languidecer en refugios sobrecargados, y el gobierno federal ahora está lidiando con problemas de capacidad en estos refugios al mudar a los niños a una tienda de campaña improvisada en Tornillo, Texas. La carta dice que la carpa sin licencia ha sido descrita como un campo de prisioneros, con tiendas de campaña para 20 personas y literas estilo militar, y argumenta que las políticas que imponen una carga innecesaria al patrocinio aumentarán el número de niños detenidos y la dependencia de estas instalaciones de detenciones inadecuadas.

En abril, la Administración de Trump anunció una política de "tolerancia cero" que exige la separación inmediata de los niños de sus padres y el procesamiento penal de los adultos que ingresaron a los Estados Unidos sin permiso, incluidos los que buscan asilo. En junio, la Fiscal General Underwood, parte de una coalición de 18 Fiscales Generales, presentó una demanda contra los funcionarios de la Administración de Trump, DHS y Trump por su política ilegal e inmoral de separar a la fuerza a los niños de sus familias en la frontera sur. Los Fiscales Generales argumentan que la política viola el debido proceso, la protección igualitaria y la ley federal, y ha separado a innumerables familias.

La carta de hoy fue firmada por los Fiscales Generales de Massachusetts, California, Delaware, Illinois, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Oregón, Vermont, Virginia, Washington y el Distrito de Columbia.