Underwood Destaca Reporte Mostrando Querecaudadores De Fondos Profesionales Se Quedan Con Cerca De Un Tercio De Las Donaciones A Terceros; Algunos Conservan Mas De La Mitad

Nuevo informe “Pennies for Charity”  publicado en vísperas del Martes de la Caridad  ofrece detalles sobre los costos de las campañas de recaudación de fondos realizadas por recaudadores de fondos profesionales; En 2017, los recaudadores de fondos profesionales se embolsaron $372 millones

El informe también ofrece consejos claves para los donantes: tenga cuidado con las donaciones caritativas; No todos los recaudadores de fondos son iguales

NUEVA YORK – En vísperas del Martes de la Caridad y la temporada festiva, la Fiscal General Underwood lanzó hoy la publicación anual “Centavos para la Caridad: A dónde va tu Dinero; Reporte de Recaudación de Fondos por parte de Recaudadores de Fondos Profesionales,” que encontró que casi un tercio de las donaciones caritativas terminaron en los bolsillos de los recaudadores de fondos profesionales. El informe de este año analiza las tendencias de recaudación de fondos, como el ‘crowdfunding’ en Internet, así como el porcentaje de fondos recaudados que se destinó a organizaciones benéficas.

Nueva York tiene un sector caritativo sólido, apoyado por generosas donaciones de los neoyorquinos. En 2017, se recaudaron más de $1.18 mil millones en el estado de Nueva York a través de 964 campañas de recaudación de fondos realizadas por recaudadores de fondos profesionales en nombre de organizaciones benéficas. Estas campañas, que son el foco del informe, utilizaron una variedad de métodos que incluyen eventos especiales, correo directo y telemarketing. El informe y la base de datos de Pennies for Charity que contiene los datos subyacentes se publican en www.CharitiesNYS.com.

De los más de $1.18 mil millones recaudados a través de campañas realizadas por recaudadores de fondos profesionales, las organizaciones benéficas obtuvieron más de $812 millones, o el 69% de los ingresos, mientras que los honorarios y gastos de recaudadores de fondos profesionales totalizaron $372 millones, o el 31%.

“Los neoyorquinos son generosos en sus donaciones caritativas, y deben saber cómo se gastan sus dólares”, dijola Fiscal General Underwood. “Con demasiada frecuencia, un gran porcentaje de dólares caritativos se quedan en los bolsillos de los recaudadores de fondos externos en lugar de ir a la causa en sí. Insto a todos los neoyorquinos a que tengan cuidado y denuncien a las entidades sospechosas en mi oficina”.

El informe de este año también analizó las tendencias recientes de recaudación de fondos, como el aumento en el uso de plataformas de financiación colectiva, conocido como “crowdfunding”. El telemarketing, aunque siguió disminuyendo como método de recaudación de fondos, se mantuvo entre los mecanismos más costosos, con 271 campañas de telemarketing realizadas por recaudadores de fondos que retuvieron más del 50% de los fondos recaudados para organizaciones benéficas.

“Pennies for Charity” agrega información de los informes de recaudación de fondos presentados ante el Buró de Asuntos Caritativos de la Fiscalía General para campañas realizadas por recaudadores de fondos profesionales en nombre de organizaciones benéficas en el año anterior. Los recaudadores de fondos profesionales deben registrarse en la Fiscalía General y proporcionar informes financieros que desglosen los ingresos recaudados y los gastos generados por la campaña.

Otros hallazgos importantes del análisis de las 964 campañas de recaudación de fondos cubiertas por este informe incluyen:

  • En 313 campañas, o aproximadamente el 32% de las campañas cubiertas en el informe, los recaudadores de fondos retuvieron más del 50% de los fondos recaudados, con un 49% o menos para la organización benéfica.
     
  • Las organizaciones benéficas retuvieron $ 812 millones en total de los fondos solicitados de las campañas; Los recaudadores de fondos retuvieron $ 372 millones.
     
  • En 156 campañas (16%), los gastos de recaudación de fondos superaron los ingresos caritativos. En 2017, esta pérdida para organizaciones benéficas sumó más de $ 10 millones.

La Fiscalía General investiga activamente las prácticas sospechosas de recaudación de fondos. El año pasado, la Operación Bottomfeeder del Buró de Asuntos Caritativos cerró la Reserve Police Officers Association, una organización benéfica que recaudó más de $15 millones a lo largo de una década de campañas de telemarketing, pero en algunos años gastó menos de $300 para ayudar a los oficiales de reserva y sus familias. La operación Bottomfeeder también cerró una recaudación de fondos profesional con sede en Brooklyn, Menacola Marketing, que tergiversó con frecuencia el trabajo de las organizaciones benéficas en sus campañas de telemarketing, y que retuvo el 85% de los fondos que recaudó para organizaciones benéficas.

Para ayudar a las organizaciones benéficas a navegar por el mundo de los recaudadores de fondos profesionales, el informe incluye consejos para que las organizaciones benéficas contraten a recaudadores de fondos.

El informe también incluye consejos para los donantes, incluida una guía específica para responder a las solicitudes por teléfono, correo directo o en línea. Los consejos clave incluyen:

  • Tómese el tiempo para investigar la organización. Asegúrese de estar familiarizado con la organización, su misión y su eficacia antes de dar. Siempre solicite información por escrito, y tenga cuidado si una organización no proporciona información sobre sus programas caritativos y finanzas si usted lo solicita. Cualquier organización legítima estará encantada de enviarle información.
    • Consulte charitiesnys.com para asegurarse de que la organización está registrada y para obtener más información sobre su misión y finanzas.
    • Las plataformas en línea que albergan grupos e individuos que solicitan donaciones a nombre de causas no controlan a quienes usan su servicio. Los donantes deben averiguar si una organización benéfica ha autorizado la campaña y si su contribución es deducible de impuestos. Se puede acceder a las plataformas en línea a través de su botón “Contáctenos”. También puede echar un vistazo a las declaraciones de políticas del sitio para ver cómo funciona el sitio y qué tarifas cobra.
  • Sepa dónde irá su dinero. Averigüe con la organización benéfica qué hará con su dinero. Revise los informes financieros de la organización para obtener información sobre cómo gasta las donaciones. Si ha sido contactado a través del teléfono, revise Pennies for Charity, el informe anual de la Fiscalía General de Nueva York sobre campañas de recaudación de fondos en Nueva York, para ver cuánto se gasta en los costos de recaudación de fondos y cuánto conserva la organización.
     
  • No se deje presionar por agentes de mercadeo por teléfono. Si recibe una llamada telefónica de alguien que le pide que contribuya a una organización benéfica, tiene derecho a colgar. A menudo, la persona que llama es un recaudador de fondos profesional al que se le paga para que lo llame. o Si decide considerar la solicitud de la persona que llama, pregunte qué parte de su donación se destinará a una organización benéfica y si se está pagando al ‘telemarketer’. Muchas compañías de telemercadeo reciben la mayor parte del dinero que recaudan. Tenga cuidado con las afirmaciones tales como "todas las ganancias se destinarán a la caridad". Los agentes de mercadeo telefónico deben identificarse a sí mismos y a su empleador y decirle que se les está pagando para que lo llamen. También deben responder con sinceridad a sus preguntas. No se deje engañar por tácticas de presión, como repetidas llamadas telefónicas o amenazas. Estas son señales de que la organización puede no ser legítima. Recuerde siempre que tiene derecho a rechazar cualquier solicitud de caridad.
     
  • Pida que lo pongan en una lista de “No llamar”. Usted tiene el derecho de solicitar que se le incluya en la lista de "No llamar" del vendedor por teléfono. No es ilegal que los agentes de telemarketing llamen a los números de teléfono en el Registro de No Llamar de la FTC, pero los consumidores pueden detener tales llamadas diciéndoles que no los llamen en nombre de organizaciones benéficas específicas. Los telemarketers están obligados a cumplir con tales solicitudes. También puede pedirle a una organización benéfica que lo saque de su lista de solicitudes.
     
  • Tenga cuidado con las tácticas engañosas y los apelativos emocionales. Tenga cuidado con las organizaciones benéficas con nombres que se parecen a las de organizaciones prominentes o establecidas, especialmente en los días designados para donaciones caritativas. Algunas organizaciones benéficas usan nombres similares a organizaciones benéficas bien conocidas para confundir a los donantes. Desconfíe de las apelaciones emocionales que hablan sobre problemas, pero solo ofrecen vaguedades sobre cómo se gastarán las donaciones.
     
  • No divulgue información personal. Nunca proporcione su número de seguro social u otra información personal en respuesta a una solicitud de caridad. Nunca dé información de tarjeta de crédito por teléfono o a una organización con la que no esté familiarizado.
     
  • Si realiza una donación en línea o vía texto, haga una donación segura. Siempre asegúrese de que está utilizando métodos de pago seguros. Cuando realice una donación en línea, asegúrese de que el sitio web sea seguro e incluya "https: //" en la dirección web. Antes de hacer clic para enviar una donación de texto, visite el sitio web de la organización benéfica o llame a la organización benéfica para asegurarse de que las contribuciones por mensaje de texto estén autorizadas. Algunas solicitudes de texto son estafas. Además, recuerde que donar por texto significa que la organización puede no recibir los fondos hasta después de que se pague su factura telefónica; Las contribuciones hechas directamente a una organización benéfica pueden llegar más rápido.
  • Nunca dé dinero en efectivo. Dé su contribución mediante cheque a nombre de la organización benéfica.
  • Para ayudar en un desastre, done a las organizaciones que conoce o que tienen experiencia en este trabajo. Pregunte si la organización benéfica ya ha trabajado en el área afectada o si tiene relaciones con organizaciones locales de ayuda.
  • Reportar Organizaciones Sospechosas. Si cree que una organización está tergiversando su trabajo, o que se está realizando una estafa, comuníquese con el Buró de Asuntos Caritativos de la Fiscalía General escribiendo al charities.bureau@ag.ny.gov o llamando al (212) 416-8401.

Hanna Rubin, Directora de Registros y Secciones de Recaudación de Fondos para el Buró de Asuntos Caritativos de la Fiscalía General, fue la autora de este Reporte, con el apoyo del Supervisor de Recaudación de Fondos de la Oficina de Caridades, Siobhan Blank y el Jefe de la Sección de Ejecución, Yael Fuchs. El análisis de los datos fue proporcionado por el Subdirector de Investigación Megan Thorsfeldt. James Sheehan es el Jefe del Buró de Asuntos Caritativos y Karin Kunstler Goldman es el Jefa Adjunta de la Oficina El Buró de Asuntos Caritativos es parte de la División de Justicia Social, dirigida por el Fiscal Adjunto Ejecutivo para la Justicia Social, Matthew Colangelo.

Puede encontrar más información sobre el Buró de Asuntos Caritativos de la Fiscalía General y las organizaciones reguladas por la Oficina en www.CharitiesNYS.com.