NOTICE: This is an archived press release. Information contained on this page may be outdated. Please refer to our latest press releases for up-to-date information.


Post date: November 27 2018

Fiscal General Underwood Y Contralor Dinapoli Anuncia Convicción Criminal Y Acuerdo Bajo La Ley De Reclamaciones Falsas Con Bottini Fuel Por Desviar Los Balances De Crédito De Los Clientes Para Su Propio Beneficio

Bottini Fuel pagará más de $3.2 millones en restitución penal y daños civiles; Se declara culpable de falsificar registros comerciales y llega a un acuerdo civil por infracciones de la Ley de reclamaciones falsas

El esquema de 12 años defraudó a personas, empresas, distritos escolares y gobiernos locales en el valle de Hudson

HUDSON VALLEY - La Fiscal General Barbara D. Underwood y el Contralor del Estado Thomas P. DiNapoli anunciaron hoy la condena penal de Morgan Fuel & Heating Company, Inc., que realiza negocios como Bottini Fuel, por falsificar sus registros comerciales para desviar de manera indebida los saldos de crédito pertenecientes a clientes individuales, empresas y gobiernos - incluidos los distritos escolares locales, las prisiones, los gobiernos municipales y las agencias estatales. Bottini Fuel se declaró culpable hoy de Falsificación de Registros Comerciales en Segundo Grado en el Tribunal de Justicia de Village of Wappingers Falls. La Fiscal General Underwood también anunció un acuerdo civil con la compañía resolviendo una acción qui tam alegando violaciones de la ley de reclamos falsos. Bottini Fuel pagará más de $3.2 millones en restitución penal y daños civiles.

“Bottini Fuel orquestó un plan descarado para estafar a sus clientes en beneficio de la compañía y sus dueños”, dijo la Fiscal General Underwood. “Esta conducta fue de larga data y perjudicó a clientes individuales, comerciales y gubernamentales. Estamos agradecidos con el informante que ayudó a sacar a la luz esta conducta ilegal y nos complace poder devolver el dinero que se debe legítimamente a los clientes del Valle de Hudson”.

“Bottini Fuel sistemáticamente defraudó a los clientes privados y los municipios para que no obtuvieran los reembolsos”, dijo el Contralor del Estado Thomas P. DiNapoli. “Gracias a mi alianza con la Fiscal General Underwood, ahora se están devolviendo millones a los contribuyentes. Seguiré trabajando para salvaguardar los fondos públicos y aliándome con las agencias de hacer cumplir el orden para castigar a los que intentan defraudar al público”.

Bottini Fuel, con sede en Wappingers Falls, proporciona combustible para calefacción a los clientes de todo el valle de Hudson. De 2004 a 2016, Bottini Fuel retuvo indebidamente los pagos en exceso de los clientes y los pagos duplicados por el combustible para calefacción. Bottini Fuel no informó a los clientes que habían pagado en exceso por el combustible para calefacción; en su lugar, la compañía eliminó el exceso de saldos de las cuentas de clientes y los utilizó para beneficiar a sus propietarios y empleados. La compañía admitió esta conducta como un término del acuerdo civil, que se puede encontrar aquí.

Después de que un informante presentó una acción conforme a las disposiciones qui tam de la Ley de Reclamaciones Falsos de Nueva York en 2015, la Oficina de Protección al Contribuyente de la Fiscalía General, en conjunto con la Oficina del Contralor del Estado de Nueva York, inició una investigación civil sobre Bottini Fuel. Una investigación preliminar reveló indicaciones sustanciales de conducta deliberadamente fraudulenta por parte de la empresa y sus directores. A partir de entonces, la Oficina de Delitos Penales y Crímenes Financieros de la Fiscalía General inició una investigación criminal paralela sobre Bottini Fuel, que incluyó la ejecución de una orden de registro en la sede corporativa de Bottini Fuel.

Cuando un cliente paga de más por el combustible para calefacción, un proveedor normalmente aplica saldos de crédito a futuras compras de combustible o reembolsa el saldo de crédito al cliente. La investigación de la Fiscalía General reveló que, en lugar de hacer esto, Bottini Fuel transfiere regularmente dichos sobrepagos o saldos de crédito de cuentas de clientes a cuentas ficticias intermedias en la base de datos de ventas de la compañía sin el conocimiento del cliente. Una vez que se transfirieron los saldos de crédito, las cuentas de los clientes mostrarían un saldo de cero, que también se reflejó en las facturas y / o facturas posteriores a los clientes.

Los saldos de crédito transferidos a cuentas ficticias fueron luego desviados a cuentas de clientes mantenidas por los propietarios, amigos, familiares, ciertos empleados y negocios de Bottini Fuel en los que los propietarios de Bottini Fuel tenían intereses. Esas transferencias compensaron los saldos, reduciendo los montos adeudados por el uso de combustible; En esencia, Bottini Fuel utilizó el dinero de los clientes regulares para pagar sus propios gastos personales de combustible y los de sus amigos, familiares y otras empresas.

La investigación de la Fiscalía General reveló que Bottini Fuel había transferido un total de $1,762,771 en fondos de clientes, incluyendo $ 590,887 de clientes gubernamentales.

De acuerdo con la declaración de culpabilidad de hoy, Bottini Fuel pagó $ 1,762,771 en restitución penal a la Oficina de la Fiscal General. La Fiscalía General se comunicará con todos los clientes estafados para distribuir la restitución debida. En el caso de que ciertos clientes no puedan ser localizados, el dinero relacionado con sus cuentas se depositará en la Oficina de Fondos no Reclamados de la Contraloría del Estado de Nueva York, donde se podrán reclamar en el futuro. De conformidad con el acuerdo civil separado, Bottini Fuel debe pagar $1,500,000 adicionales en multas y sanciones.

La Fiscal General expresa su agradecimiento al denunciante, sin cuya información la conducta indebida podría haber permanecido oculta, y a los abogados del denunciante. De conformidad con la Ley de Reclamaciones Falsas de Nueva York, que autoriza a los denunciantes que denuncian el fraude contra el gobierno a obtener una parte de lo recuperado, el denunciante recibirá $491,358 por sacar a la luz esta mala conducta.

La Fiscal General también agradece a la Oficina del Contralor del Estado de Nueva York por su importante contribución a este caso.

El caso civil de la Fiscalía General fue dirigido por el Fiscal Adjunto Justin Wagner, con la asistencia del Analista de Apoyo Legal Justin Meshulam de la Oficina de Protección del Contribuyente. El Buró de Protección al Contribuyente es supervisado por el Jefe del Buró Thomas Teige Carroll y el Jefe Adjunto Scott Spiegelman. Es parte de la División de Justicia Económica, que está dirigida por la Fiscal Ejecutiva Adjunta Manisha M. Sheth.

El procesamiento penal fue manejado por el Fiscal Adjunto Hugh L. McLean de la Oficina de Delitos Penales y Crímenes Financieros, con la asistencia del Analista Supervisor Paul Strocko. La Oficina de delitos penales y crímenes financieros es dirigida por la Jefa de la Oficina, Stephanie Swenton, y el Jefe adjunto de la Oficina, Joseph D’Arrigo. La División de Justicia Criminal está dirigida por la Fiscal Ejecutiva Adjunta Margaret Garnett.

La investigadora Melissa Kaplan de la Oficina de Investigaciones de la Fiscalía General dirigió la investigación criminal, bajo la dirección de la Investigadora Supervisora Sylvia Rivera y el Jefe Adjunto John McManus. La Oficina de Investigaciones es dirigida por el Jefe Dominick Zarrella. La auditoría forense fue provista por la Sección de Auditoría Forense de la Fiscalía General, dirigida por el Jefe Edward J. Keegan, Jr. y el Jefe Adjunto Sandy Bizzarro.