Fiscal General James y el Buró de Protección Financiera del Consumidor anuncian demanda contra joyería por inscribir a consumidores en tarjetas de crédito sin su conocimiento

El minorista de joyas engañó a los consumidores para que, sin saberlo, se inscribieran en tarjetas de crédito de tiendas y productos de seguros de crédito relacionados

NUEVA YORK - La Fiscal General, Letitia James, anunció hoy una demanda contra Sterling Jewelers, Inc., que opera como Kay Jewelers, Jared the Galleria of Jewelry y otras marcas, por supuestamente inscribir a consumidores en tarjetas de crédito de la tienda sin el conocimiento o consentimiento de los mismos. La demanda también alega que cuando los consumidores sabían que estaban siendo inscritos en una tarjeta de crédito de la tienda, los empleados de Sterling tergiversaron los términos de las tarjetas. Finalmente, la demanda alega que Sterling inscribió a consumidores en un producto de seguro de crédito sin el conocimiento o consentimiento de los consumidores. La Fiscal General presentó la demanda junta al Buró de Protección Financiera del Consumidor.

“Cuando se trata de opciones de financiamiento, los consumidores merecen tomar sus propias decisiones. Al engañar a los consumidores para que se inscriban en las tarjetas de crédito de la tienda y compren un seguro de crédito, está claro que Sterling Jewelers traicionó la confianza de los clientes y violó la ley", dijo la Fiscal General Letitia James. "Esta demanda busca hacer rendir cuentas a la compañía por su mala conducta y garantizar que no se engañe a más consumidores".

La demanda alega que Sterling impuso cuotas estrictas de inscripción de tarjetas de crédito a los empleados, y basó las revisiones de desempeño de los empleados y la compensación en si los empleados cumplieron con las cuotas. La demanda también alega que los empleados de Sterling utilizaron una variedad de tácticas para engañar a los consumidores para que se inscriban en las tarjetas de crédito de la tienda. En algunos casos, los representantes de ventas alentaron a los consumidores a proporcionar información personal al afirmar que los inscribían en un "programa de recompensas", un programa de descuentos, boletines o listas de correo. En realidad, los representantes de ventas utilizaron la información personal para completar las solicitudes de tarjetas de crédito de la tienda.

La demanda también alega que los representantes de ventas de Sterling en ocasiones tergiversaron los términos de las tarjetas de crédito de la tienda. Por ejemplo, se les dijo a los consumidores que se estaban inscribiendo en planes de financiamiento promocional "sin interés", cuando en realidad se inscribieron en un plan que incluía tarifas de financiamiento mensuales.

Finalmente, la demanda alega que Sterling inscribió a los consumidores en un seguro de crédito ofrecido en relación con las tarjetas de crédito de la tienda sin el conocimiento de los consumidores. En muchos casos, los consumidores no descubrieron que estaban inscritos en un seguro de crédito hasta que notaron las tarifas del producto en los estados de cuenta de la tarjeta de crédito.

Este asunto está siendo manejado para la Fiscal General James por la Asesora Especial Carolyn Fast del Buró de Protección Contra Fraudes del Consumidor bajo la supervisión de Laura J. Levine, Jefa Adjunta del Buró, y Jane M. Azia, Jefe del Buró de Protección Contra el Fraude del Consumidor.