James Anuncia Un Acuerdo Con Walgreens Boots Alliance Sobre Denuncias De Fraude Al Medicaid Por Dispensar Demasiados Inyectores De Insulina

Walgreens pagará $209.2 millones para resolver las alegaciones de que facturó fraudulentamente al programa de Medicaid de Nueva York por inyectores de insulina 

El Estado de Nueva York recibirá más de $ 6.5 millones de dólares del acuerdo sobre los inyectores de insulina

NUEVA YORK - La Fiscal General Letitia James anunció hoy que Nueva York, junto con el gobierno federal y otros estados, ha alcanzado un acuerdo nacional de $209.2 millones con Walgreens Boots Alliance (Walgreens) en relación con las denuncias de exceso de dispensas fraudulentas de inyectores de insulina en las farmacias de Walgreens. La acción qui tam, revelada hoy, resuelve las acusaciones de que Walgreens se involucró a sabiendas en una conducta fraudulenta cuando dispensó inyectores de insulina. Al completar las recetas de insulina, Walgreens no siempre se adhirió a la dosis descrita por el médico que lo recetó, sino que dispensó inyectores de insulina en cajas que contenían cinco inyectores, independientemente de las necesidades del paciente. Esto dio lugar a un patrón en el que los beneficiarios de Medicare y Medicaid recibían habitualmente más insulina de la recetada y Walgreens luego facturaba a Medicaid las dosis adicionales. Walgreens, con sede en Deerfield, Illinois, opera la cadena de farmacias minoristas más grande de los EE. UU., con 8,309 ubicaciones en los 50 estados

"Esta oficina nunca tolerará el fraude contra el programa de Medicaid de nuestro estado", dijo la Fiscal General Letitia James. "Continuaremos eliminando las prácticas ilegales que aumentan los costos de la atención médica y los medicamentos para todos los beneficiarios de Medicaid de Nueva York, y haremos rendir cuentas a cualquier proveedor que se involucre en estas prácticas engañosas".

Bajo el Acuerdo, Walgreens pagará a los Estados Unidos y los Estados $209.2 millones de dólares. De esta cantidad, $89,185,625.10 se destinarán a los programas estatales de Medicaid para resolver las acusaciones civiles de que la sobre venta ilegal de inyectores de insulina por los que Walgreens hizo que se presentaran reclamaciones falsas a los programas de atención médica de Medicaid. El estado de Nueva York recibirá $6,548,679.82 de este monto en concepto de restitución y otra recuperación.

Walgreens admitió, entre otros hechos, que desde el 1 de enero de 2006 hasta el 31 de diciembre de 2017:

  • Cuando un programa estatal de Medicaid rechazó un reclamo de Walgreens debido a que los días de suministro reportados para un paquete completo de cinco inyectores de insulina excedieron los días del límite de suministro del programa de Medicaid, fue práctica de Walgreens dispensar y facturar el paquete completo, y reducir los días de suministro reportados para ajustarse a los días de límite de suministro del programa. Por lo tanto, Walgreens informó repetidamente los días de datos de suministro a los programas estatales de Medicaid que eran diferentes y menos que los días de suministro calculados de acuerdo con la fórmula de facturación estándar de la farmacia de dividir la cantidad de insulina que se administra por la dosis diaria; y 
  • Como resultado de esta práctica, los programas estatales de Medicaid aprobaron y pagaron una cantidad sustancial de reclamaciones presentadas por Walgreens para recargas de inyectores de insulina que los programas no habrían aprobado si Walgreens hubiera informado los días de suministro de los rellenos anteriores calculados de acuerdo con la fórmula de facturación estándar de la farmacia de dividir la cantidad dispensada por la dosis diaria.

En los últimos años, el programa de Medicaid de Nueva York pagó un promedio de aproximadamente $425 por caja de cinco inyectores de insulina a las farmacias a nombre de los beneficiarios de Medicaid.

La investigación se inició después de que un denunciante presentó una demanda en 2015 en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York bajo las disposiciones de la Ley Federal de Reclamaciones Falsas y los estatutos de reclamos falsos respectivos de los estados demandantes nombrados. El denunciante en este caso recibirá una parte del producto del acuerdo después del pago completo por parte de Walgreens. El caso está subtitulado Estados Unidos de América et al., Ex rel. Adam Rahimi et al. v. Walgreen Boots Alliance, Inc., Acción Civil No. 15-CV-5686 (S.D.N.Y.) (Crotty, J.).

Este es el segundo acuerdo basado en la ley de reclamos falsos alcanzado con Walgreens en los últimos días. El de enero de 2019, la Fiscal General James anunció que Nueva York llegó a un acuerdo en principio con Walgreens en el que Nueva York recibirá más de $8 millones de un acuerdo de $ 60 millones con el gobierno federal y otros estados. En ese caso, una investigación reveló que Walgreens presentó reclamos a los programas estatales de Medicaid en los que Walgreens identificó los precios habituales y para ciertos medicamentos recetados vendidos a través del programa Walgreens Prescription Savings Club que eran más altos de lo que Walgreens cobró realmente por esos medicamentos, lo que dio como resultado la presentación de reclamaciones falsas a Medicaid.]

La investigación y acuerdo sobre los inyectores de insulina fueron el resultado de un esfuerzo coordinado entre la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York y la Asociación Nacional de Unidades de Control de Fraude de Medicaid (NAMFCU). Un equipo de NAMFCU realizó la investigación de Walgreens y participó en las negociaciones del acuerdo en nombre de los estados, e incluyó representantes de las fiscalías generales de los estados de Indiana, Nueva York, Washington, Texas, Oklahoma y Massachusetts.

El caso del estado de Nueva York fue manejado por la Fiscal General Adjunto Especial Alee N. Scott, con un análisis de auditoría realizado por la Auditora-Investigadora Principal Meghan Collins, ambos miembros del Equipo NAMFCU, bajo la supervisión de la Jefa de la División de Ejecución Civil de MFCU, Carolyn T Ellis.

La Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid del estado de Nueva York está dirigida por la Directora Amy Held y el Fiscal Adjunto Paul J. Mahoney. La División de Justicia Criminal de la Fiscalía General de Nueva York está dirigida por el Vice Fiscal General José Maldonado.