Declaración de la Fiscal General James luego de una audiencia en la corte sobre la demanda contra la administración de Trump por la terminación de DACA

NUEVA YORK - Luego de una audiencia en torno a una orden judicial que detiene la terminación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) por parte del gobierno federal en el Tribunal de Apelaciones para el Segundo Circuito de los EE. UU., la Fiscal General Letitia James emitió la siguiente declaración:

"Me enorgullece el trabajo que está haciendo la Fiscalía General del Estado de Nueva York para desafiar los esfuerzos de la Administración Trump para revertir las protecciones para los beneficiarios de DACA. Estamos liderando una coalición de 17 Fiscales Generales contra esta acción ilegal e inconstitucional. 

“Aproximadamente 42,000 neoyorquinos se han beneficiado de DACA. Pero los beneficios de este programa se extienden más allá de estos individuos: incluyen a las comunidades; las instituciones; y, de hecho, toda nuestra economía que se beneficia de los inmigrantes todos los días. Sabemos que los beneficiarios de DACA de Nueva York aportan $140 millones en impuestos estatales y locales anualmente. Más allá de los dólares y los centavos: sabemos que un ataque a DACA es un ataque a los valores que siempre han hecho grande a nuestro país.
“Como se señala en nuestra carta de julio de 2017 al Presidente, DACA guía sensatamente el ejercicio de la discreción de los funcionarios de inmigración para hacer cumplir la ley y reserva recursos limitados para enfrentar a las personas que amenazan a nuestras comunidades, no a quienes contribuyen en gran medida con ellas. Se han presentado desafíos contra el programa original de DACA, incluso en el Quinto Circuito, pero ninguno ha tenido éxito.

"Estoy agradecida con los abogados y defensores que han luchado apasionadamente por DACA y me comprometo a que Fiscalía General del Estado de Nueva York continúe defendiendo a los inmigrantes en todo momento".

En septiembre de 2017, la Fiscalía General del Estado de Nueva York presentó una demanda en el Tribunal de Distrito para el Distrito Este de EE. UU. (EDNY, por sus siglas en inglés), impugnando la decisión de la Administración Trump de poner fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). Desde 2012, DACA ha permitido que aproximadamente 800,000 jóvenes que fueron traídos a este país cuando eran niños y carecen de estatus legal para vivir, estudiar y trabajar en los Estados Unidos puedan hacerlo sin temor a ser arrestados o deportados. En febrero de 2018, el juez Nicholas Garaufis de la EDNY emitió un recurso preliminar a nivel nacional, deteniendo la terminación del programa. La Fiscalía General del Estado de Nueva York encabeza una coalición de 17 Fiscales Generales que han firmado esta demanda.