Fiscal General James Anuncia El Arresto De Dueño Y Gerente De Restaurante De Washington Heights Por Supuestamente Robar Más De $ 160 Mil A Los Trabajadores

Los demandados repetidamente no pagaron a nueve empleados quedándose con más de $160,000 en salarios atrasados

NUEVA YORK - La Fiscal General Letitia James anunció hoy los arrestos de Manuel Hernández, uno de los dueños de Parrilla Latin Bistro ("Parrilla"), Mohammed Harb, gerente de Parrilla y de la corporación, 3920 Bwy. Rest. Inc. d / b / a Parrilla Latin Bistro. Los otros dos propietarios, José Hernández y Gino Hernández, no estuvieron presentes en el tribunal y estarán sujetos a arresto y comparecencia en una fecha futura en el tribunal. Se acusa a los acusados ​​de no pagar repetidamente a nueve trabajadores del restaurante por todas las horas trabajadas, además de hacer trampas para defraudar a esos trabajadores al prometerles una compensación final. Como resultado, los acusados ​​robaron colectivamente al menos $160,000 del salario duramente ganado de sus empleados y cada uno es acusado de múltiples cargos de Gran Robo. Además, los demandados Manuel Hernández y José Hernández de 3920 Bwy. Rest. Inc. d / b / a Parrilla Latin Bistro son acusados por separado de no garantizar la cobertura de compensación laboral en dos ocasiones distintas.   

"El robo de dinero que los trabajadores ganan trabajando fuertemente no será tolerado por esta administración",dijo la Fiscal General Letitia James. “Mi oficina sometió este caso en nombre de los trabajadores que afirman que estos empleadores explotaron su confianza y buena voluntad y les negaron el salario justo al que tienen derecho todos los neoyorquinos. "Nunca dudaremos en investigar cualquier compañía acusada de robar a sus trabajadores".

La denuncia por delito grave y las declaraciones hechas durante la comparecencia de hoy revelan que entre el 3 de marzo de 2014 y el 11 de septiembre de 2016, los Demandados Manuel, José y Gino Hernández eran propietarios de Parrilla, ubicada en 3920 Broadway en Manhattan. Harb fue gerente del restaurante por mucho tiempo. Los empleados de Parrilla, incluidos los camareros y los cocineros, algunos de los cuales habían trabajado para la cena durante más de siete años, recibían un salario muy inferior al salario mínimo en las tarifas diarias, no por hora, y a menudo no se les pagaba en absoluto. Ninguno de los trabajadores recibió pago por tiempo extra de una vez y media su salario cuando trabajaban más de cuarenta horas por semana.

La investigación reveló que los acusados hicieron repetidas promesas a los trabajadores de que el pago era inminente y les pidió que tuvieran paciencia. Sin embargo, después de que los trabajadores esperaron semana tras semana, el pago fue esporádico o nunca llegó. Muchos de los empleados regresaron al restaurante para exigir sus salarios atrasados después de terminar su empleo, pero los demandados continuamente les dijeron a los empleados que regresaran en una fecha posterior para recibir sus pagos, lo cual no ocurrió.  

A cada uno de los acusados se le formulo el cargo de Gran Robo en los grados Segundo, Tercero y Cuarto y Esquema para Defraudar en el Primer Grado, todos los delitos graves. Los acusados Manuel Hernández, José Hernández y 3920 Bwy. Rest. Inc. d / b / a Parrilla Latin Bistro también son acusados de dos cargos de No Asegurar la Cobertura de Compensación para Trabajadores, también delitos graves. Si son declarados culpables de los cargos principales en su contra, los acusados enfrentan de 5 a 15 años de prisión y el pago de salarios atrasados a sus empleados.

Los cargos son acusaciones y los acusados se consideran inocentes hasta que se demuestre su culpabilidad en un tribunal de justicia.

La investigación fue dirigida a la Fiscalía General por los investigadores Elsa Rojas, Kevin Lonergan y Anna Ospanova bajo la supervisión de la Investigadora Supervisora Sylvia Rivera y el Investigador Jefe Adjunto John McManus. La División de Investigaciones está dirigida por el Investigador Jefe Interino John Reidy.

El caso está siendo manejado por la Fiscal adjunta Amy Schneider, con la asistencia de la Asistente Legal II Yadira Filpo, y supervisada por el jefe de la Sección Criminal del Buró de Asuntos Laborales, Richard Balletta, la jefa del Buró ReNika Moore, y la jefa Stephanie Swenton, de Oficina de Delitos Criminales y Financieros. La Oficina de Asuntos Laborales está supervisada por la Fiscal General Ejecutiva Adjunta Jenifer Levy. La División de Justicia Penal es supervisada por el Fiscal Ejecutivo Adjunto de Justicia Penal, José Maldonado.