Fiscal General James y Comisionada de Educación del Estado Elia publican un informe conjunto sobre los hallazgos de investigación civil sobre la trágica muerte de Trevyan Rowe

Fallas sistémicas encontradas en las políticas y procedimientos escolares
El informe identifica 23 recomendaciones para el distrito escolar de la ciudad de Rochester para prevenir futuras tragedias

NUEVA YORK - La Fiscal General del Estado de Nueva York, Letitia James, y la Comisionada del Departamento de Educación del Estado, MaryEllen Elia, anunciaron hoy los resultados de una investigación civil sobre los hechos y circunstancias que rodearon la trágica muerte de Trevyan Rowe, un estudiante de 14 años en el Distrito Escolar de la Ciudad de Rochester (RCSD), quien desapareció el 8 de marzo de 2018. La investigación encontró que fallas sistémicas en las políticas y procedimientos escolares existían en James PB Duffy School No. 12, a la que asistió Trevyan en el momento de su muerte.

"La muerte de Trevyan Rowe fue una tragedia", dijo la Fiscal General Letitia James. “En un esfuerzo por garantizar que esto nunca vuelva a suceder, realizamos una investigación exhaustiva y cuidadosa de las políticas y procedimientos vigentes en el Distrito Escolar de la Ciudad de Rochester. Está claro que hubo fallas sistémicas en la escuela e insto encarecidamente al distrito escolar a implementar las recomendaciones que se describen en este informe. Todos tenemos la responsabilidad de proteger a nuestros niños y debemos trabajar juntos para mantener a nuestros niños fuera de peligro".

"La muerte prematura de Trevyan Rowe fue una pérdida trágica que nunca debería haber ocurrido", dijo la Canciller de la Junta de Regentes, Betty A. Rosa. “La Junta de Regentes se compromete a proteger la seguridad de todos los estudiantes porque ningún padre debería preguntarse si su hijo está seguro en la escuela. "Agradezco a la Fiscal General y al Departamento de Educación del Estado por su compromiso de obtener respuestas para la familia del niño y por las recomendaciones en el informe que ayudarán a prevenir tragedias como la muerte de Trevyan en el futuro".

"Los hechos y circunstancias que rodearon el tiempo de Trevyan en la Escuela 12 revelan una sorprendente falta de apoyo de su escuela", dijo la Comisionada del Departamento de Educación del Estado, MaryEllen Elia. “La investigación descubrió que Trevyan se le había fallado en todos los niveles, desde salud mental y servicios de educación especial hasta procedimientos para mantener a los estudiantes seguros en la escuela. Todos debemos aprender de esta horrible tragedia y reconocer la gravedad de nuestra responsabilidad como educadores para mantener a los estudiantes seguros. Todos los administradores y maestros de Nueva York deben leer este informe y asegurarse de que todas las recomendaciones se implementen en sus escuelas. Tenemos la responsabilidad colectiva de que los niños de Nueva York no reciban menos".

Durante el curso de la investigación conjunta, el personal de la Fiscalía General y el Departamento de Educación del Estado revisó cientos de páginas de documentos de políticas y correspondencia por correo electrónico, realizó visitas al sitio y entrevistó a aproximadamente 50 miembros del personal y miembros de la familia de Trevyan.

Hallazgos de la investigación

Los hechos trágicos que rodean la muerte de Trevyan presentan una imagen clara de un estudiante que enfrentaba serios problemas de salud mental. Si bien Trevyan recibió educación especial y servicios relacionados, la investigación encontró que la seguridad escolar y el clima estaban comprometidos y que las políticas en todos los niveles faltaban o no se implementaban de manera consistente. Los investigadores se centraron en cuatro áreas principales: servicios de salud mental, incluida la intervención conductual; educación especial; políticas de asistencia; y consideraciones de seguridad escolar, incluido el transporte. En cada área, los investigadores encontraron fallas e insuficiencias sistémicas.

Servicios de salud mental

Esta investigación ha planteado serias dudas sobre si se tomaron respuestas adecuadas para referirse y proporcionar servicios de salud mental para abordar los problemas de salud mental de Trevyan, específicamente su ideación suicida y la depresión. La investigación descubrió que había servicios potencialmente inadecuados y tardíos para el tratamiento de la salud mental; una aplicación demasiado estrecha de los planes de intervención de comportamiento; y una falta constante de documentación cuando ocurren crisis de comportamiento.

Servicios de educación especial

Con respecto a la educación especial, la investigación reveló que hubo retrasos iniciales en la prestación de servicios de educación especial a Trevyan tras su traslado a RCSD de una escuela en Texas; una clasificación de trastornos emocionales no parece haber sido adecuadamente considerada y documentada en las reuniones de su Comité de Educación Especial ("CSE"); y los malentendidos de las clasificaciones de discapacidad en un clima escolar caótico exacerbaron la incapacidad de RCSD para proporcionar asistencia a Trevyan a través del proceso de educación especial.

Políticas de asistencia

La investigación encontró que el RCSD empleó procedimientos excesivamente permisivos que permitieron al personal de la escuela enviar sus registros de asistencia días, semanas y, a veces, incluso meses después de la clase en cuestión, y realizar cambios libremente en esos registros incluso después de la presentación sin una supervisión significativa; RCSD tenía un sistema inadecuado e inoportuno para la notificación a los padres de ausencias injustificadas; y los administradores escolares no desempeñaron ningún papel activo o significativo para garantizar que la asistencia se tomara de manera oportuna y precisa.

Seguridad escolar y transporte

La investigación concluyó que RCSD empleaba procedimientos insuficientes para garantizar la seguridad de los estudiantes durante la llegada y la salida. La rotación crónica del personal y el uso de sustitutos dentro del Distrito, combinados con la creación y retención inadecuadas de los registros de los estudiantes, resultaron en que los estudiantes no estuvieran permanentemente bajo supervisión; El RCSD no empleó una política centralizada para crear o mantener planes de seguridad o de emergencia para estudiantes individuales como Trevyan, o bien no ha capacitado adecuadamente a su personal en esa política centralizada; el plan general de seguridad del edificio en la Escuela 12 no fue suficientemente conocido ni comprendido por el personal; y existía un ambiente escolar caótico.

Los procedimientos de llegada y salida vigentes en la Escuela 12 antes de la desaparición de Trevyan fueron inadecuados para explicar el paradero de los aproximadamente 900 estudiantes que se reunían al principio y al final del día escolar. Al igual que afectó la provisión de servicios de educación especial y salud mental en la Escuela 12, la rotación frecuente del personal también jugó un papel en la falta de procedimientos de seguridad escolar.

Recomendaciones del reporte

La muerte de Trevyan no parece haber sido el resultado de un solo evento o un solo fallo en la política de la escuela. Sin embargo, en un esfuerzo por garantizar que esta tragedia nunca vuelva a ocurrir, el informe identifica políticas y procedimientos que RCSD y otros distritos escolares deben implementar para ayudar a prevenir y reducir el riesgo de que ocurran tragedias en el futuro.

El informe señala que, si bien los distritos escolares no pueden evitar que ocurran todas las emergencias, lesiones o tragedias, la implementación de las recomendaciones en el informe reducirá la probabilidad de eventos como la muerte trágica de Trevyan Rowe. Los distritos escolares, y aquellos que son empleados por ellos, están en la posición única de tener supervisión de custodia sobre un número masivo de niños todos los días en todo el estado de Nueva York. Esa posición viene con una tremenda responsabilidad. Solo mediante el reconocimiento de la gravedad de esa responsabilidad y la búsqueda incesante de mejorar las medidas de seguridad que se aplican día a día en cada escuela individual, los distritos escolares pueden tratar de evitar otra tragedia.

La investigación fue manejada para la Fiscalía General por la Fiscal Adjunta Heather McKay y las Investigadoras Michelle Ortiz y Andrea Buttenschon, bajo la supervisión de Ted O’Brien, Fiscal Adjunto a cargo de la Oficina Regional de Rochester. La Oficina Regional de Rochester es parte de la División de Asuntos Regionales, dirigida por Jill Faber, Fiscal Ejecutiva Adjunta para Asuntos Regionales. La investigación fue manejada para el Departamento de Educación del Estado por un equipo de personal de la Oficina de Educación Especial y la Oficina de Servicios de Apoyo Estudiantil.