Fiscal General James Y El Superintendente De La Policía Estatal Corlett Anuncian Condenas De Pareja De Brooklyn Por Esquema De Lavado De Dinero Y Fraude Hipotecario De $1.3 Millones

John F. Iacono Fue Sentenciado a Cumplir Entre 4 y 8 Años en Prisión, y Shpresa Gjekovic fue Condenada a Entre 2 y 6 Años en Prisión  

NUEVA YORK – La Fiscal General Letitia James y el Superintendente de la Policía Estatal Keith M. Corlett anunciaron hoy la condena de John F. Iacono (conocido también como Vito Yodice), de 46 años de edad, a pasar entre 4 y 8 años en una prisión estatal; y la sentencia de Shpresa Gjekovic (conocida como Hope Gjekovic, Hope Iacono, Hope Yodice, y Shpresa Hadzovic) de 32 años de edad, a entre 2 y 6 años en una prisión estatal. Tras una investigación conjunta realizada por la Fiscalía Estatal y la Policía del Estado de NY, los co-acusados fueron hallados culpables de fraude hipotecario, lavado de dinero, y de crear un esquema para realizar estafas. Dicha investigación reveló que la pareja utilizó empresas fantasmas, falsificó cheques, y proporcionó falsos informes de cuentas bancarias, W2, talonarios de pagos falsos, y declaraciones de impuestos falsificadas para solicitar más de $1.3 millones en préstamos de varios bancos, en la parte norte de Nueva York. 

“Iacono y Gjekovic falsificaron documentos, hoja por hoja, para llenarse sus propios bolsillos”, dijo la Fiscal General Letitia James. “Permitan que esto les sirva como una advertencia a aquellos que tratan de realizar este tipo de esquemas mal-intencionados: en este estado no hay lugar para aquellos individuos que tratan de hacerse rico a costillas de los neoyorquinos. Agradezco a la Policía Estatal por hacer justicia y penalizar a los responsables de esta elaborada y engañosa trama”. 

“Esta pareja intencionalmente estafó a negocios e instituciones financieras, y se aprovechó de la filantropía del público, todo para llenarse los bolsillos y satisfacer su codicia”, indicó el Superintendente de la Policía Estatal de Nueva York Keith M. Corlett. “Estas condenas traen justicia y deberían recordarles a aquellos que piensan realizar este tipo de estafas que siempre serán procesados ante la ley. Gracias a la Oficina de la Fiscal General, a nuestra Unidad de Crímenes Financiero en la Policía Estatal y a otros aliados por su arduo trabajo para exponer esta trama”. 

En diciembre de 2018, los acusados fueron detenidos e instruidos de 19 cargos criminales incluyendo Fraude Hipotecario Residencial en Segundo Grado, Hurto Mayor en Segundo y Tercer Grado, Lavado de Dinero en Tercer Grado, Posesión Criminal de un Documento Falsificado, Alteración Desautorizada de Datos Empresariales en Primer Grado, la Creación de un Esquema para Estafas en Primer Grado, entre otros. Según la acusación oficial y las declaraciones hechas por la fiscalía en corte, entre abril de 2016 y marzo de 2017, Iacono y Gjekovic solicitaron préstamos hipotecarios y para trabajos de construcción, líneas de crédito y préstamos personales, un préstamo comercial, otro de consolidación de deudas, y una Línea de Crédito de Capital para Viviendas con documentos falsos en los que exageraron sus ingresos y acciones, y alteraron sus fuentes de ingresos. La pareja también creó entidades falsas como JF Iacono LLC, Iacono LLC y otras en las que aseguraban haber trabajado por varios años. Esas empresas habían sido realmente creadas solo días antes de la presentación de documentos y las solicitudes para recibir cientos de miles de dólares en fondos bancarios. 

En la investigación también se descubrió que Iacono y Gjekovic otorgaron más de $125,000 en cheques falsificados a instituciones financieras, firmas de abogados, compañías de títulos, y a los vendedores de una propiedad en el Condado Schoharie, para así garantizar la financiación y establecer una residencia en la zona. Los acusados presuntamente intentaron convertir la propiedad del Condado Schoharie en un club de intercambio de parejas. Sin embargo, en vez de ello, la alquilaban como una cabaña de caza, mientras pretendían estar recaudando fondos para niños necesitados. La pareja colocó anuncios en redes sociales y páginas de internet, como Facebook y Airbnb, para promocionar el alquiler del inmueble. 

Iacono y Gjekovic también falsificaron la declaración financiera personal la cual indicaba que su valor neto sobrepasaba $1.1 millones, con unos $400,000 en efectivo a mano, mientras que sus cuentas actuales realmente tenían un balance negativo. Los saldos de estas declaraciones fueron exageradamente inflados, ya que la pareja nunca tuvo más de unos pocos miles de dólares en las cuentas – la mayoría de estos fondos provenían de otros préstamos. Para respaldar sus afirmaciones, Iacono y Gjekovic también suministraron informes bancarios falsos que mostraban activos falsificados. 

La pareja, además, ocultaron que debían pagar más de $1.4 millones a las instituciones financieras de las que intentaron conseguir préstamos. Ambos, también hicieron un lavado de dinero con los fondos obtenidos fraudulentamente en los préstamos para financiar transacciones inmobiliarias, en al menos cinco instituciones financieras durante un año. En total, la pareja robó más de $460,000 de tres instituciones financieras, e intentó robar más de $860,000 en ganancias adicionales de otras cinco instituciones. 

El 29 de marzo de 2019, Iacono y Gjekovic se declararon culpables ante el juez George R. Bartlett III, del Tribunal del Condado Schoharie. La pareja admitió haber cometido Fraude Hipotecario Residencial en Segundo Grado (delito grave clase C), Lavado de Dinero en Tercer Grado (un crimen clase D), y de preparar un Esquema para Estafar, en Primer Grado (un delito mayor clase E). En su declaración, Iacono y Gjekovic también reconocen su culpabilidad por otros crímenes de lavado de dinero, hurto, falsificación, y robo de identidad, por los cuales podrían haber sido procesados en tribunales en Albany, y en los Condados Delaware, Greene, Kings, Otsego, Queens, y Renssalaer. 

Este caso es legalmente procesado como parte de la Iniciativa CUFFS (Combate de Fraudes y Esquemas Financieros de Upstate) de la Oficina de la Fiscal General James, dirigida por el Sub-Fiscal General, Philip V. Apruzzese, del Buró de Delitos Penales y Crímenes Financieros. La Iniciativa CUFFS fue creada para ayudar a agencias del orden locales y a las Oficinas de los Fiscales Distritales en las investigaciones y procesamiento legal de crímenes financieros complejos y casos de lavado de dinero, como este. 

La Fiscal General James le agradece a la Unidad contra Crímenes Financieros de la Policía Estatal de Nueva York y al Buró de Investigaciones Criminales de ese organismo, al igual que a la Fiscal de Distrito del Condado Schoharie, Susan J. Mallery, por su valiosa asistencia en esta investigación. 

Este caso es manejado por el Sub-Fiscal General, Philip V. Apruzzese, con la ayuda de los Analistas de Apoyo Legal Kira M. Russom, Caitlin Carmody, y Samantha Wintner; al igual que el Analista Supervisor, Paul Strocko. El Buró de Delitos Criminales y Crímenes Financieros está bajo la dirección de la Jefa Stephanie Swenton, y el Jefe Adjunto del Buró Joseph D’Arrigo. La División Criminal es dirigida por el Sub-Fiscal General Ejecutivo José Maldonado. 

La investigación de la Oficina de la Fiscal General la realizó el investigador Mark J. Terra, bajo la supervisión del Investigador Supervisor, Mark Spencer; y el Jefe Adjunto del Buró, Antoine Karam. El Buró de Investigaciones es dirigido por el Primer Investigador en Jefe-Adjunto, John Reidy.