Fiscal General James Da Duro Golpe A Farmacias Que No Cumplen Con La Ley De Transparencia En Precios De Medicamentos Recetados

Cuarenta-y-Cuatro Farmacias No Publicaron Los Precios de Las Medicinas Dejando Con Dudas a Los Consumidores

NUEVA YORK – La Fiscal General Letitia James anunció, hoy, la conclusión de una investigación realizada a varias farmacias en el Estado, que demostraron que muchas no cumplieron con las leyes que exigen colocar y dar a conocer el costo de los medicamentos a los consumidores. Como resultado, la Oficina de la Fiscal General envió cartas de cese y suspensión a 44 farmacias que, según las pesquisas, habían violado las leyes. La Fiscal les ordenó cumplir con las leyes estatales de protección al consumidor que exigen que las farmacias mantengan una lisa de los precios de los 150 más communes medicinas recetadas. Las leyes estatales también requieren que las farmacias actualicen la Lista de Precios Minoristas de Medicamentos al menos semanalmente, que distribuyan la lista si así la piden los consumidores, y que coloquen un letrero anunciando la disponibilidad de esa lista. El anuncio debe ser colocado dentro de la farmacia, en el mismo lugar donde los medicamentos son aceptados o distribuídos, o en la sala de espera del establecimiento.

“Publicar los precios de las medicinas es un método básico de transparencia que permite a las personas tomar decisiones fundamentadas sobre su salud y sus finanzas”, indicó la Fiscal General Letitia James. “Nuestra investigación reveló que muchas farmacias en todo el Estado de Nueva York se han burlado y violado las leyes de protección al consumidor, obligando a muchos neoyorquinos a pagar significativa y potencialmente mucho más por los medicamentos que deben tomar diariamente. Seguiremos trabajando para hacer que las farmacias que no cumplan con las leyes rindan cuentas y para reducir los precios de los medicamentos recetados”.
 
El requisito de mantener una lista de precios actualizada y de colocar el letrero conspicuo no es una simple formalidad. La investigación demostró que los precios de los mismos productos, entre las farmacias, pueden variar en hasta un 300 por ciento. El costo de un fármaco varió en más de $600 entre las farmacias.

En el transcurso de la investigación, la Oficina de la Fiscal General visitó más de 100 farmacias en todo el estado, para solicitar la lista de precios y asegurarse que estos negocios cumplían con las leyes. La pesquisa reveló que el 38% de las farmacias violaban las leyes que exigen el anuncio y la entrega de listas de precios. Esas farmacias están ubicadas en las localidades de Binghamton, Brooklyn, Buffalo, el Alto Manhattan, los Condados Nassau y Suffolk, Plattsburgh, Rochester, Syracuse, Utica, Watertown, y el Condado de Westchester. 

Las cartas de cese y suspensión exigen a las farmacias entrar en total cumplimiento de las leyes en un período de 15 días, de la fecha en que se recibió el documento. 

La investigación fue coordinada por la Sub-Fiscal General Julia Kaplan Toce, supervisada por la Fiscal General Auxiliar a cargo Deanna R. Nelson, ambas de la Oficina Regional de Waertown. Todas las Oficinas Regionales y sus equipos investigativos participaron en estas pesquisas, bajo la dirección de la Sub-Fiscal General Ejecutiva encargada de la División de Asuntos Regionales, Jill Faber. Para la investigación, el pasante de la Oficina Regional de Watertown, Robert Blacstock, proporcionó un extenso análisis de datos.