Fiscal General James Pide al Buró de Protección Financiera del Consumidor (CFPB) Desestimar la Propuesta que Dejaría a los Consumidores Vulnerables a la Discriminación y a Préstamos Injustos

NUEVA YORK – La Fiscal General Letitia James exhortó hoy al Buró de Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) no adoptar la medida recientemente propuesta que socavaría la capacidad de imponer leyes de préstamos equitativos y de evitar actos de discriminación en el mercado de préstamos hipotecarios. 

El 13 de mayo de 2019, el CFPB anunció sus planes de elevar el umbral que determina la notificación, para los prestamistas hipotecarios, bajo la Ley de Divulgación Hipotecaria Residencial (HMDA, por sus siglas en inglés)—una medida promulgada en 1975 y que exige que los prestamistas publiquen datos relacionados con solicitudes y aperturas de crédito y financiamiento, para garantizar que las instituciones financieras cumplen con las leyes de préstamos equitativos. Esa lista de datos incluye información que los prestamistas recopilan para cumplir con otras leyes y con sus propias normas de suscripción, como raza, identidad étnica, género, edad, distrito censal, puntuación crediticia, costo total-propósito-y tipo de préstamo, valor y tipo de la propiedad, datos no relacionados con amortizaciones, y si la solicitud fue aceptada o rechazada.

“Existen leyes de protecciones de préstamos justos que protegen a los consumidores y garantizan que los prestamistas no utilicen prácticas discriminatorias”, indicó la Fiscal General Letitia James. “Las normas propuestas socavarían estas protecciones y obstaculizarían, enormemente nuestra capacidad de hacer que los prestamistas depredadores rindan cuentas por su mal comportamiento. El CFPB fue creado para proteger a los condumidores, y no para ponerlos en peligro, adoptando medidas regresivas”.

El CFPB se ha negado a tener en cuenta el impacto negativo que estos débiles requisitos de recolección de información tendrá en la habilidad para analizar las prácticas crediticias locales. Los prestamisas han estado recopilando estos datos por años. Publicar esta información es crítico e importante al permitir que el público pueda responsabilizar a las instituciones financieras por cualquier violaciones que hagan a nuestras leyes de préstamos justos—leyes que fueron promulgadas con el fin de erradicar siglos de discriminación en la industria de préstamos hipotecarios, en los Estados Unidos. Al elevar el umbral de notificación bajo la ley HMDA, el CFPB hace difícil—o hasta imposible, en algunos casos—que el público y funcionarios públicos hagan alegaciones de discriminación que han causado impactos dispares--una teoría de responsabilidades que, por décadas—ha sido instrumental en un intento por frenar la discriminación.

Según los reglamentos que entraron en vigor en 2018, todas las instituciones financieras que han otorgado 25 o más préstamos hipotecarios cerrados anualmente, por los últimos dos años; o 100 o más préstamos hipotecarios abiertos anualmente, en los últimos dos años deben recopilar y reportar estos datos. Al establecerse estos umbrales de notificaciones, en el 2015, el CFPB resaltؚó haber alcanzado el equilibrio adecuado entre la presión puesta sobre prestamistas de menor tamaño y la necesidad de datos para identificar posibles normas discriminatorias al dar crédito, lo que permite garantizar un proceso anti-discriminatorio.

El CFPB ahora propone elevar más el umbral de notificación. La nueva medida aplicaría a las instituciones que otorgan 50 o 100 préstamos hipotecarios cerrados, anualmente, y para los prestamistas hipotecarios de gama abierta como HELOCs (Línea de Crédito con Garantía Hipotecaria), la cantidad de préstamos subiría a 500, anualmente. De ser implementados, los cambios eximirían de la obligación de publicar los datos bajo la iniciativa HMDA, a grandes instituciones en la industria hipotecaria. 

En comentarios presentados hoy, la Fiscal General informó que estos cambios afectarían la implementación de la ley, socavando completamente su objetivo. La Fiscal General también criticó al CFPB por revertir su posición anterior de que los elevados umbrales de notificación impidirían que el público y funcionarios públicos tengan la capacidad de garantizar que el proceso par atorgar préstamos hipotecarios se estuvieran realizando sin ninguna discriminación, en sus comunidades. Adicionalmente, la Fiscal General explicó que es prematuro para el CFPB proponer estos cambios antes de que el público tenga la opotrunidad de revisar la eficacia de los datos recopilados bajo la Ley HMDA en 2018.

Además de estos desafíos sustantivos a la propuesta presentada por el CFPB, la Fiscal General James insiste en que esta viola la Ley de Procedimiento Administrativo, debido a que ignora lo mucho que estos cambios costarían a lo estados, y debido a que la propuesta fue presentada antes de que se publicaran los datos hipotecarios del 2018, bajo la Ley de Divulgación Hipotecaria Residencial, evitando que el pueblo tenga la oportunidad de formular observaciones sobre esta medida.