Infame Propietario de Edificios, Raphael Toledano Pagará $3 Millones y Enfrentará Otras Penas por Acosar a Inquilinos en NY

La Decisión es Parte de un Acuerdo con la Fiscal General James, que también Incluye Someterse a Estrictos Procesos de Supervisión y Limitaciones en sus Negocios de Bienes Raíces

NUEVA YORK – La Fiscal General Letitia James anunció hoy haber llegado a un acuerdo con Raphael Toledano para poner fin a su acoso de inquilinos en la Ciudad de Nueva York, y para evitar que este participe en hipotéticos acuerdos inmobiliarios con los que busca beneficiarse de la violación de leyes de estabilización de rentas de Nueva York.

“El acceso a viviendas asequibles y seguras, es un derecho humano básico”, dijo la Fiscal General Letitia James. “Poner las ganancias por encima de la gente es inaceptable, y mi oficina procesará y hará rendir cuentas a todos aquellos que violen las leyes, para embolsillarse dinero. Bajo ninguna circunstancia, los inquilinos deberían estar sujetos a casos de acoso perpetrados por caseros como Raphael Toledano. Agradecemos a nuestros muchos aliados, incluyendo la División de Renovación de Viviendas y Comunidades del Estado de Nueva York, que trabajaron arduamente junto a nosotros para lograr que se haga justicia por las víctimas de este caso”.

Bajo los términos del acuerdo, los negocios de bienes raíces propiedad de Toledano serán supervisados por un Monitor Independiente quien se asegurará de que Toledano deje de cometer fraudes, y acoso a sus inquilinos. Toledano, además, no podrá tener contacto directo con sus arrendatarios, y deberá contratar una empresa independiente para que administre sus propiedades. Así mismo, Toledano acordó pagar $3 millones en indemnización por daños y perjuicios. Si el propietario viola los términos de este acuerdo, la Fiscal General James buscará implemenar una prohibición de por vida, a fin de evitar que Toledano participe en cualquier negocio en la industria inmobiliaria, al igual que el pago de una sustencia suspendida de $10 millones.

La Fiscal General James y la Unidad de Protección de Inquilinos (TPU) de la Oficina del Gobernador Cuomo, como parte de la Comisión de Renovación de Viviendas y Comunidades del Estado de Nueva York (HCR), comenzaron a investigar a Toledano, tras recibir quejas de inquilinos y líderes comunitarios sobre su acoso, los peligrosos trabajos de construcción y reparación, y otros actos ilícitos que este presuntamente realizaba para provocar que los inquilinos de apartamentos de renta estabilizada abandonaran sus hogares. Desde que se creó la Unidad de Protección de Inquilinos, en el 2012 bajo el Gobierno de Cuomo, este organismo ha realizado investigaciones múltiples y ha organizado actos de ejecución que han resultado con la registración de más de 78,000 apartamentos indebida e ilegalmente desregularizados, y la recuperación de casi $5 millones en sobrecargos de alquiler, a inquilinos desprevenidos.

“Esta investigación se basa en los éxitos conjuntos de la Fiscal General James y la Unidad de Protección de Inquilinos, Gobernador Cuomo, en la impartición de justicia a favor de los neoyorquinos", dijo RuthAnne Visnauskas, Comisionada del HCR. "Estos inquilinos fueron aterrorizados por las amenazas generalizadas, el fraude y la intriga de Toledano que ponían en peligro su seguridad. Nos comprometemos de nuevo, hoy, a no tolerar el abuso de los inquilinos de apartamentos con rentas-reguladas. Protegeremos a los inquilinos en toda la extensión de la ley, como estamos haciendo con la investigación Zara, la investigación Marolda y como lo hemos hecho con la investigación a Toledano".

La pesquisa de la Fiscal General James reveló que Toledano cometió una serie de actos fraudulentos e ilegales, a través de su trabajo como casero y promotor inmobiliario. Toledano acosó a los inquilinos por medio de conductas coactivas, realizó trabajos ilegales de construcción y reparación, y tampoco proporcionó a sus inquilinos en apartamentos de renta-estabilizada importantes servicios básicos, como agua potable, calefacción, agua caliente, ni detectores de humo. Toledano, además, cometió continuamente prácticas comerciales fraudulentas. Esto quedó demostrado las repetidas veces que Toledano, persistentemente, se hizo pasar por un abogado, y los anuncios publicitarios de apartamentos con 3 o 4 habitaciones, cuando el inmueble legalmente tenía solamente 1 o 2 habitaciones.

“Nosotros, en Tenants Taking Control (anteriormente, Coalición de Inquilinos de Toledano) aplaudimos las acciones que tomó la Fiscal General del Estado de Nueva York Letitia James para procesar este caso y responsabilizar a Raphael Toledano por las injusticias, ofensas, malos-tratos, y las claras faltas de respeto que recibimos de su parte”, informó Jim Markowich, ex-inquilino del edificio Brookhill, en la Calle 5 Este. “Sentimos que Toledano trató, intencional y estratégicamente, de dificultar nuestras vidas como sus inquilinos; algo no necesario. Ejemplo de ello fueron los trabajos repentinos de demolición que hizo sin previo aviso y que dejaron como resultados niveles elevados de plomo y polvo, en los edificios donde había muchos niños viviendo”.

El caso fue llevado a la Oficina de la Fiscal General James por líderes de las organizaciones comunitarias Community Development Project y el Comité Cooper Square. Otros funcionarios electos también resaltaron el acoso de Toledano a otros inquilinos, en el sector de East Village.

"Raphael Toledano causó estragos en el sector de East Village, acosando a los inquilinos que vivían en apartamentos con renta-estabilizada", dijo Greg Baltz, del Community Development Project.  "Los clientes del Community Development Project, los miembros de Tenants Taking Control (anteriormente llamada Toledano Tenant Coalition), le demostraron a él y a toda la Ciudad de Nueva York que la forma más efectiva de enfrentarse a los propietarios depredadores es organizándose. Agradecemos a la Fiscal General James y a todo su equipo por su feroz defensa en nombre de los inquilinos".

“Los inquilinos con renta regulada que vivían en los edificios de Raphael Toledano enfrentaban una gran presión para lograr su desplazamiento, pero muchos decidieron permanecer allí y luchar, en vez de aceptar sus ofertas de desalojo o sucumbir ante el presunto acoso”, señaló Liam Reilly, Organizadora de Viviendas de Cooper Square Committee. “La Coalición de Inquilinos de Toledano (ahora llamada Tenants Taking Control) es un ejemplo primario del poder que tienen los inquilinos cuando se unen en defensa de sus derechos, sus viviendas, y sus comunidades. Gracias a su creatividad y resistencia, además de la ponderosa investigación que realizó la Fiscal General James, esperamos que los arrendatarios de apartamentos de renta regulada no sean sometidos a otros esquemas inescrupulosos como los de Toledano”.

Este caso es procesado por los Sub-Fiscales Generales Elena González y Mark Ladoy, del Buró Contra Fraudes y Protección al Consumidor; y por la Jefa del Buró, Jane M. Azia; al igual que por el Jefe de Cumplimiento de Ley del Buró de Finanzas de Bienes Raíces, Louis Solomon; y el Jefe de este organism, Brent Meltzer. El Buró Contra Fraudes y Protección del Consumidor es dirigido por el Jefe y Sub-Fiscal General de Justicia Económica, Christopher D’Angelo; y el Buró de Finanzas de Bienes Raíces está bajo la dirección de la Sub-Fiscal General Ejecutiva de Justicia Social, Meghan Faux.

En la Unidad de Protección de Inquilinos, la investigación fue realizada por el Dir. Legal del TPU, Argyro Boyle; la Asistente Legal, Karis Rasmussen; y el Asesor Legal Senior del TPU, Jonathan O. Hurt. La pesquisa se hizo bajo el liderazgo de la Comisionada RuthAnne Visnauskas, y el Sub-Comisionado del HCR y también Jefe de Buró del TPU, Gregory C. Fewer.