Fiscal General James Presenta Demanda Contra el IRS

NUEVA YORK — La Fiscal General Letitia James presentó hoy una demanda contra el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés), junto a los Fiscales Generales de los Estados de Nueva Jersey y Connecticut, en la que se muestran en contra de la nueva norma del IRS que impediría a los residentes obtener deducciones caritativas por contribuciones hechas a gobiernos locales.
 
“La medida del IRS para poner fin a los beneficios fiscales por donaciones caritativas es otro intento de la Administración Trump de atacar injustamente a los contribuyentes trabajadores en estados como Nueva York", dijo la Fiscal General Letitia James. “No nos quedaremos de brazos cruzados mientras esta Administración ignora décadas de precedente histórico poniendo en riesgo nuestras economías locales, los sistemas de educación, y otros críticos programas públicos. Mi oficina se mantiene firme y en contra de este ataque ilegal y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar que los contribuyentes estatales sean protegidos".

La demanda, presentada en la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, busca derogar una nueva iniciativa del IRS que impediría a los residentes obtener una deducción caritativa federal completa cada vez que contribuyan a los gobiernos locales y a otras instituciones, para recibir créditos fiscales a cambio de ello.

El gobierno federal comenzó a atacar a estados como Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut hace dos años cuando promulgó una revisión tributaria, en el 2017, la cual estableció, por primera vez, un límite de $10,000 en la deducción federal por impuestos estatales y locales (SALT, por sus siglas en inglés). El límite de SALT afectó desproporcionadamente a los contribuyentes en Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut. 

En ese momento, el Secretario del Tesoro de los Estados Unidos Steven Mnuchin, acusado en la demanda de hoy, confirmó que el límite de deducción SALT estaba destinado a "enviar un mensaje" a estados como Nueva York de que tendrían que cambiar sus políticas fiscales. Al menos 33 estados han desarrollado más de 100 programas de contribuciones caritativas que proporcionan un beneficio tributario estatal o local a cambio de una contribución caritativa a una entidad calificada bajo la Sección 170(c) del Código de Impuestos Internos. 

Estos programas incentivan a las personas a donar a causas que van desde la preservación de los recursos naturales y la ayuda para la educación superior hasta los refugios de violencia doméstica. El IRS trató consistentemente las contribuciones caritativas hechas de conformidad con estos programas como totalmente deducibles bajo la ley federal de impuestos.   

Cuando Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut decidieron establecer ciertos programas, el IRS cambió de opinión y emitió una nueva regla destinada a anular el beneficio fiscal que Nueva York estaba poniendo a disposición de los donantes de caridad. La Regla Final requiere que los contribuyentes resten el valor de cualquier crédito fiscal estatal y local que reciban por donaciones caritativas de su deducción de contribución caritativa federal.

El requisito no tiene precedentes en los 101 años de historia de la deducción caritativa, y vuela frente a declaraciones de política sin previo IRS y sentencias de la corte de impuestos sobre el tema. 

La demanda de hoy, liderada por Nueva York y Nueva Jersey, describe la acción del IRS como una "ruptura radical" del precedente histórico, y describe la regla como "arbitraria", fuera de la autoridad legal de la agencia, y una violación de la Ley federal de Procedimientos Administrativos.