Fiscal General James Y La Superintendente Del Dpto. De Servicios Financieros De NY, Lacewell, Toman Medidas Contra Prestamista Hipotecario Fraudulento

NUEVA YORK – La Fiscal General del Estado, Letitia James, y la Superintendente de Servicios Financieros de NY, Linda A. Lacewell, presentaron hoy una demanda en un tribunal federal contra la empresa Vision Property Management, LLC; el CEO de la compañía, Alex Szkaradek; y otras firmas afiliadas a Vision por operar un negocio ilegal, engañoso y sin licencia de préstamos hipotecarios en Nueva York desde 2011. Al ofrecer préstamos hipotecarios abusivos de alto riesgo totalmente encubiertos, y acuerdos híbridos ilegales como contratos de arrendamiento financiero, Vision y los otros acusados perpetraron repetidamente actividades fraudulentas y se aprovechaban de los neoyorquinos financieramente más vulnerables.

"Durante casi una década, Vision puso sus ganancias por encima de los clientes: atacó, abusó y explotó de manera fraudulenta a muchos que pensaban ser propietarios de viviendas, incluyendo personas con discapacidades, ancianos y personas que viven con ingresos fijos", dijo la Fiscal General Letitia James. "Estas prácticas engañosas y abusivas han atrapado a los neoyorquinos en hogares infestados con moho y hasta en ruinas, y han colocado injustamente la carga sobre los consumidores para pagar el precio. Esta conducta es inaceptable, razón por la cual mi oficina está procesando agresivamente a Vision y hará lo mismo contra cualquier empresa o individuo que intente defraudar a los neoyorquinos".

"Como se alega en la denuncia, Vision estafó a los neoyorquinos vulnerables que no querían nada más que lograr el sueño estadounidense de ser propietarios de viviendas, pero en vez de ello, obtuvieron propiedades afligidas con condiciones inseguras y pésimas, y préstamos depredadores de alto interés", dijo la Superintendente Linda A. Lacewell, del Dpto. de Servicios Financieros de NY (DFS). "Tomamos esta acción para proteger a los consumidores de Nueva York poniendo fin a estas prácticas comerciales ilegales, depredadoras e inadmisibles, y haciendo que Vision y su CEO rindan cuentas bajo todo el peso de las leyes del Estado de Nueva York y las leyes federales aplicables. Estoy orgullosa del trabajo ejemplar de los colegas de DFS que investigaron las actividades de Vision durante más de dos años, analizaron miles de documentos, trabajaron para proteger a los neoyorquinos y para llevar a esta empresa ante la justicia".

En la demanda se alega que Vision se especializa en la compra de propiedades gravemente deterioradas y luego comercializa esas propiedades —con un sobreprecio sustancial para los consumidores— sin realizar las reparaciones o renovaciones necesarias, y sin revelar completamente a los consumidores muchas condiciones que existen y reparaciones que deben hacerse para convertirla en una vivienda segura. Vision busca aprovecharse de los consumidores de bajos ingresos deseosos de compartir el "sueño americano" de ser dueños de sus propias viviendas, alegando que su modelo de negocio "único" asfalta el camino hacia la compra de una vivienda. Pero, en realidad, el modelo del negocio ilegal de Vision ha generado ganancias significativas al violar las protecciones de los consumidores y las normas financieras, y atrapar a los consumidores vulnerables con hipotecas de alto costo para viviendas inhabitables. 

Las tácticas engañosas de Vision han dejado a muchos de sus consumidores en hogares deteriorados con condiciones insalubres y peligrosas, al tiempo que les exigía pagar altas tasas de interés, o tasas de intereses de alto costo, que oscilan de un 10% a un 25%, además de pagar por reparaciones y renovaciones a fin de hacer sus hogares habitables.

Vision ha participado en aproximadamente 150 transacciones de este tipo en Nueva York desde 2011, sin poseer las licencias legalmente requeridas para participar en la entrega de préstamos hipotecarios. Además, Vision firmó contratos con consumidores con graves problemas financieros a quienes les exigían asumir el costo de los trabajos que les podrían garantizar que sus propiedades fueran habitables.  Frecuentemente, los consumidores eran engañados y se veían obligados a pagar por el tratamiento y reparación de condiciones peligrosas e insalubres en sus nuevos hogares, incluyendo infestaciones, defectuosos trabajos de instalación eléctrica, la falta de calentadores y sistemas sépticos, moho y amianto, al igual que pisos, paredes, y techos gravemente dañados y podridos.

Vision violó las leyes aplicables tanto para los préstamos hipotecarios como para el arrendamiento de propiedades residenciales, así como a numerosas leyes estatales y federales de protección al consumidor.

En la demanda — entablada en el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York — la Fiscal General James y la Superintendente Lacewell buscan poner fin a las actividades ilegales que Vision perpetró en Nueva York, y garantizar la restitución de fondos y el pago por los daños causados a todos los consumidores afectados por estas prácticas. También buscan obtener sanciones legales.

Este asunto es procesado por el Sub-Fiscal General Noah Popp, del Buró Contra Fraudes y de Protección al Consumidor; bajo la supervisión de la Jefa de dicha oficina Jane M. Azia; y la Sub-Fiscal General Ejecutiva de Justicia Social, Meghan Faux. El Buró Contra Fraudes y de Protección del Consumidor es supervisado por el Fiscal General Adjunto de Justicia Económica, Christopher D’Angelo.

Los abogados del Departamento de Servicios Financieros del Estado de NY involucrados en este litigio incluyen a Peter C. Dean de la División de Finanzas Inmobiliarias y Cynthia M. Reed, Abogada Supervisora en la División de Protección al Consumidor y Aplicaciones Financieras.