Fiscal General James Anuncia Condena de un Médico de Nueva York Por Homicidio Tras Muerte Por Sobredosis de Opioides

El Dr. Barry S. Sloan se Declaró Culpable de Proporcionar a los Pacientes Peligrosos Estupefacientes Fuera de la Práctica de Buena Fe en la Medicina, y de Causar Imprudentemente la Muerte de un Hombre de 36 Años a Quien Recetó Fentanilo

Se Espera que Sloan Sea Condenado a Entre Cuatro y Nueve Años en Prisión Estatal

NUEVA YORK – La Fiscal General de NY, Letitia James, anunció hoy la condena del médico Barry S. Sloan, de 61 años edad y residente de Fort Lee, Nueva Jersey, por homicidio involuntario en segundo grado, por causar impudentemente la muerte de un paciente—un residente de Manhattan de 36 años de edad, que murió por sobredosis de fentanilo.

Se espera que la Corte condene a Sloan, que no tiene antecedentes penales, a entre cuatro y nueve años en una prisión estatal y que le exija entregar su licencia para ejercer la medicina en el Estado de Nueva York.

"Los médicos hacen un juramento para sanar, no para hacer daños a las personas", dijo la Fiscal General Letitia James. "Con una crisis de opioides que está en su apogeo, es inconcebible que un médico ponga en peligro imprudentemente las vidas de sus pacientes, al proporcionarles fentanilo a muchos que están sanos. Mi oficina continuará utilizando todas las herramientas a nuestra disposición para garantizar que los responsables de perpetuar esta crisis sean llevados ante la justicia ".

Sloan también fue condenado por múltiples cargos de conducta imprudente en primer grado; y venta criminal de una receta para una sustancia controlada o de una sustancia controlada por un profesional o farmacéutico, y fraude en el área de cuidados de salud, en tercer grado por vender intencional e ilegalmente la receta para una sustancia controlada, acto que no realizó de buena fe en el transcurso de su práctica profesional, a L.W. y a otros cuatro pacientes más.

Como parte de su declaración de culpabilidad, Sloan admitió que, en agosto de 2014, emitió a L.W., sin justificación médica, dos prescripciones separadas para "Subsys", un narcótico aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para tratar el dolor intenso en pacientes con cáncer en etapa tardía. Cuatro días después, L.W., un joven sano, rellenó la receta que le dio Sloan y murió temprano-- la mañana siguiente, por una sobredosis de fentanilo. Según los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC), el ingrediente activo en las sustancias de "Subsys" es el fentanilo, el producto químico más potente de su clase legalmente permitido para ser utilizado en humanos y es 100 veces más potente que la morfina y 50 veces más potente que la heroína.

Sloan también reconoció que intencionalmente proporcionó información falsa sobre la condición física de L.W. a Healthfirst, un programa de atención medica administrada de Medicaid, contratada por el Estado de Nueva York para cubrir el costo de las recetas de "Subsys" que Sloan emitió a L.W.

Como parte de su declaración de culpabilidad ante el Honorable Juez Maxwell Wiley en la Corte Suprema, del Condado de Nueva York, Sloan también admitió que entre 2012 y 2016, él imprudentemente emitió recetas para sustancias controladas, incluyendo opioides altamente adictivos, a otros cuatro pacientes; y que proporcionar esas recetas cada mes sin justificación médica causó un riesgo significativo de sobredosis y muerte a cada uno de estos pacientes.

"Se ha dejado bien claro que el Dr. Sloan era un traficante de drogas con un disfraz de velo fino, lo que condujo directamente a esta condena. Su prescripción de opioides en gran parte impulsó la propagación de estos medicamentos, mientras que robó al Medicare y Medicaid ", dijo Scott J. Lampert, Agente Especial a Cargo de la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. "Esperamos seguir trabajando con nuestros socios policiales estatales y federales para combatir esta epidemia y salvaguardar los programas de salud del gobierno financiados por los contribuyentes". 

La Fiscal General exhorta a cualquier persona expuesta a la receta excesiva de opioides a buscar atención médica o llamar a la línea de ayuda HOPEline del Estado de Nueva York al 1-877-8-HOPENY.

La Fiscal General agradeció a la sede en Nueva York de la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos por su asistencia en esta investigación. La Fiscal General James también desea dar las gracias al Departamento de Salud del Estado de Nueva York, a la Oficina de Conducta Médica Profesional (OPMC) y al Buró de Aplicación de la Ley sobre Estupefacientes (BNE), a la Oficina del Procurador Especial de Narcóticos de la Ciudad de Nueva York y a la Oficina del Fiscal General de Nueva Jersey por proveer una valiosa asistencia en esta investigación.

La investigación fue liderada por la Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid (MFCU), de la Oficina de la Fiscal General Estatal—que combate el fraude, el desperdicio y el abuso de los proveedores en el programa de Medicaid. La pesquisa fue realizada por los Investigadores del MFCU, Thomas Dowd, Shavaun Clawson, y Anthony Cabán, con la ayuda de los Investigadores Supervisores Dominick DiGennaro, Ronald Lynch, James Briscoe, y el Investigador Jefe Adjunto Kenneth Morgan. El análisis financiero y técnico fue realizado por el Auditor-Investigador Especial Superior, Matthew Tandle; y el Auditor-Investigador Especial, Colin Ware con la asistencia de la Auditora Jefe Regional Stacey Millis. El Analista de Investigación Si Lok Chao del Grupo de Apoyo a Investigaciones Electrónicas y Análisis de Datos también colaboró con esta pesquisa.

Este caso es procesado por los Sub-Fiscales Generales Especiales David Abrams y Todd Pettigrew, bajo la supervisión del Fiscal General Adjunto Especial Thomas O’Hanlon, Jefe de Investigaciones Criminales de MFCU en las oficinas de la Fiscalía Estatal en la parte Sur del Estado. La Unidad de Control de Fraudes de Medicaid es dirigida por la Directora Amy Held, y el Sub-Fiscal General Adjunto Paul J. Mahoney. La División de Justicia Criminal es liderada por el Sub-Fiscal General Ejecutivo, José Maldonado.