Fiscal General James Condena Política de la Administración Trump Que Ignora el Cambio Climático

NUEVA YORK - La Fiscal General de Nueva York, Letitia James, se unió hoy a una coalición de 19 Fiscales Generales Estatales en la presentación de una carta de comentarios oponiéndose al borrador guía del Concilio sobre la Calidad Ambiental (CEQ, por sus siglas en inglés) sobre la consideración de las emisiones de gases de efectos invernaderos bajo la Ley Nacional de Política Ambiental (NEPA). NEPA sirve como la piedra angular del marco regulatorio ambiental de Estados Unidos y requiere que las agencias consideren los impactos ambientales, incluyendo las emisiones de gases de efecto invernadero y los efectos del cambio climático, como parte de su proceso de toma de decisiones. El requisito de considerar las emisiones de gases de efecto invernadero y el cambio climático que la Administración Trump ahora está intentando de revocar fue el resultado de una orientación emitida por la Administración Obama en 2016. En la carta de comentarios, la coalición afirma que el borrador guía de la Administración Trump alienta a las agencias a violar la ley NEPA y es arbitrario y caprichoso.

 

"A pesar de la evidencia insuperable de lo contrario, la Administración Trump continúa negando la existencia del cambio climático y, en el proceso, continúa poniendo en riesgo la salud y la seguridad de los estadounidenses", dijo la Fiscal General Letitia James. “La propuesta de subvertir una de las leyes centrales de protección ambiental de nuestra nación, la Ley Nacional de Política Ambiental, al destripar la revisión ambiental de los daños del cambio climático dañaría gravemente tanto al público como al medio ambiente en nuestro país. Mi oficina está comprometida a luchar contra este y otros esfuerzos de la Administración Trump para negar el cambio climático y su creciente costo para nuestras familias y nuestras comunidades ".

 

Promulgada en 1969, la ley NEPA es uno de los estatutos ambientales más importante de la nación. La NEPA exige que antes de que una agencia federal emprenda una "acción federal importante que afecte significativamente la calidad del medio ambiente humano", esta considere los impactos ambientales de la acción propuesta, las alternativas a esa acción y las medidas de mitigación disponibles. Casi todas las acciones federales, desde la aprobación de importantes proyectos de energía e infraestructura hasta decisiones clave relativas al manejo de tierras públicas federales, requieren el cumplimiento de la ley NEPA.

 

En la carta de comentarios, la coalición afirma que la guía alienta a las agencias a violar la ley NEPA, arbitraria y caprichosa, que debe ser retirada. El borrador de la guía avanza en la dirección equivocada, enturbia las aguas en el análisis de los impactos del cambio climático bajo NEPA, y crea nuevos riesgos legales para proyectos sujetos a la ley NEPA. La carta describe una serie de inquietudes, incluyendo que el borrador de guía:

  • Ignora ilícita y arbitrariamente el creciente conjunto de pruebas científicas que muestran las amenazas de cambio climático, y la contribución de las emisiones de gases de efecto invernadero a esta amenaza
  • Subvierte el objetivo y el requisito de NEPA de promover una toma de decisiones informada, al ignorar el cambio climático-el problema ambiental más acuciante de nuestro tiempo
  • No aclara cómo las agencias deben considerar las emisiones indirectas de gases de efecto invernadero, incluidas las emisiones contracorriente o las emisiones a favor de corriente causadas por proyectos como tuberías y minería;
  • Incluye términos vagos e indefinidos que permitirían a las agencias dejar de lado ilegalmente sus obligaciones bajo NEPA y que entren en conflicto con el lenguaje directo de la guía anterior de 2016;
  • Ilegalmente sugiere que las agencias puedan cumplir con los requisitos establecidos por la ley NEPA comparando las emisiones de gases de efecto invernadero de los proyectos con otras estimaciones y proporcionando una discusión resumida cualitativa, la cual es insuficiente;
  • Respalda un enfoque desequilibrado para el análisis de costo-beneficio al permitir que las agencias excluyan los costos o cantidades de los impactos climáticos;
  • Desalienta la consideración de los métodos de mitigación requeridos, así como la exploración de alternativas razonables para reducir el cambio climático; y
  • No considera la coordinación y la coherencia entre NEPA y el análisis ambiental estatal.

La Fiscal General James se une a la coalición bajo el liderazgo del Fiscal General de California Xavier Becerra, y entre los miembros de este grupo están los Fiscales Generales de los Estados de Carolina del Norte, Colorado, Connecticut, Delaware, Illinois, Maine, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Nuevo México, Nueva Jersey, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Vermont, Washington y el Distrito de Columbia.