Operativo Skyfall: Fiscal General James Anuncia Condenas En Esquema De Lavado De Dinero Y Fraude De Prestamos De $3 Millones

Kenneth Martinez y la Firma Metropolitan Enterprises Fueron 
Condenados por Robar Más de $455,000 en Impuestos

Tres Acusados y Tres Compañías se Declararon Culpables de Cargos de 
Delito Grave y Deben Pagar un Total de $1.5 Millones en Restitución y Sentencias

Kenneth Martinez, Propietario de Metropolitan Enterprises, 
Fue Condenado a Entre Tres y Nueve Años en Prisión
  

NUEVA YORK - La Fiscal General Letitia James anunció hoy las condenas de tres personas y tres empresas, acusadas de delitos graves, como resultado de una investigación de tres años que realizo la Fiscalía Estatal en conjunto con la Autoridad Portuaria de NY y NJ, el Dpto. de Impuestos y Finanzas del Estado de NY (DTF), y la Autoridad de Construcción de Escuelas de NYC, sobre las prácticas fraudulentas que implementaban en la industria de andamios. La investigación conjunta, denominada "Operación Skyfall", reveló que los seis coacusados participaron en un plan de dos años para estafar a las instituciones financieras con millones de dólares, y luego hicieron lavado de dinero en sus ganancias a través de múltiples negocios.  

"Todos estamos comprometidos a descubrir y enjuiciar a las empresas que han estafado al Estado y a numerosas instituciones financieras robándoles millones de dólares", dijo la Fiscal General de Nueva York, Letitia James. “Estos estafadores ahora deben devolver los fondos robados y cesar sus operaciones ilegales. Que esta sea una lección para cada individuo y empresa de que nunca dejaremos de luchar contra aquellos que busquen defraudar a los neoyorquinos ".

En un Tribunal del Condado Suffolk, Kenneth G. Martinez (51 años de edad, residente de Lawrence), Shai Sellam a / k / a Sean Green (45 años, de Woodmere) y Hayim Jacob Barkol f / k / a Kadir Barkol (39 años, de Brooklyn), junto con sus respectivas compañías, Metropolitan Enterprises, Inc., New Route Consulting Inc. y Lifting Up Management LLC fueron condenados por delitos graves tras participar en esquema de fraude de préstamos valorados en tres millones de dólares y un plan de lavado de dinero entre octubre de 2013 y abril de 2015.  

Como parte de sus declaraciones de culpabilidad, los acusados y sus corporaciones fueron condenados a pagar un total de $1.5 millones en restitución y sentencias a instituciones financieras y al Estado de Nueva York. El acusado Martínez fue sentenciado a entre tres y nueve años en una prisión estatal por el caso de robo de impuestos en Albany; también tiene previsto ser sentenciado a un período concurrente de tres a nueve años en prisión estatal por el caso de fraude de préstamos en Suffolk, el próximo 17 de octubre de 2019.  

"El resultado en este caso, en el que una empresa y su propietario no pagaron $455,000 en impuestos sobre las ventas cobrados a los clientes, debería servir como una advertencia para todos aquellos que descartan descaradamente nuestras leyes tributarias", dijo el Comisionado de Impuestos y Finanzas del Estado de Nueva York, Michael Schmidt. "Continuaremos trabajando con la Fiscal General James y todos los niveles de aplicación de la ley para tomar fuertes medidas contra este tipo de fraude, que priva a los neoyorquinos de los ingresos necesarios para servicios y programas vitales en sus comunidades".  

"Me gustaría agradecer a la Fiscal General del Estado de Nueva York por aceptar nuestra referencia a este caso y por su esfuerzo conjunto en la investigación y el procesamiento legal de los tres individuos y tres negocios relacionados", dijo el Inspector General de la Autoridad Portuaria, Michael Nestor. "La Autoridad Portuaria IG comenzó esta investigación en base a las acusaciones de que Metropolitan Enterprises, Inc., una compañía de andamios e izados, y su presidente Kenneth Martínez, podrían no ser una empresa válida de negocios minoritarios que realiza trabajos en el sitio del World Trade Center. Nuestra investigación conjunta con la Oficina de la Fiscal General descubrió evidencia de su actividad criminal con otras dos personas y compañías. Esta investigación descubrió un esquema de lavado de dinero y otros delitos relacionados. La Autoridad Portuaria IG sigue comprometida en prevenir conductas similares".  

"Esta sentencia demuestra la importancia de las alianzas de las fuerzas del orden para erradicar la corrupción de los contratistas en esta Ciudad", dijo la Comisionada del Departamento de Investigaciones de la Ciudad de Nueva York (DOI) Margaret Garnett. "Este tipo de fraude fiscal, donde los acusados se embolsaron cientos de miles de dólares en impuestos sobre las ventas, fondos que deberían haber sido remitidos al Estado de Nueva York, disminuye los ingresos al gobierno y erosiona la capacidad del gobierno para servir completamente al pueblo. DOI se complace en unirse a la Oficina de la Fiscal General del Estado y a nuestros socios policiales en esta investigación, que expuso y detuvo estos esquemas criminales”. 

Metropolitan era considerado uno de los mayores contratistas de andamios y montacargas en el Estado de Nueva York entre octubre de 2013 y septiembre de 2015. Los registros públicos muestran que, en 2015, Metropolitan era un subcontratista de varios trabajos realizados en el Puente George Washington y en el Proyecto Oculus en el Centro de Transporte del sitio del World Trade Center. Durante este periodo, los demandados utilizaron dinero de impuestos no-pagados, y las ganancias de préstamos pagados de manera fraudulenta para mantener el negocio a flote.  

Según la acusación de delito grave y otros documentos, los acusados perpetraron su esquema de fraude de préstamos al presentar facturas falsas y un cheque de depósito fantasma con el que pretendía vender andamios y equipos de elevación de una de las entidades de Barkol a Metropolitan. En realidad, el supuesto equipo simplemente no existía o si existía, ya era propiedad de Metropolitan o estaba agraviado por otra institución financiera.  

Para promover y ocultar este esquema de fraude de préstamos, los demandados hicieron lavado de dinero a los fondos robados a través de múltiples cuentas corporativas. Barkol recortaría los cheques de su cuenta corporativa a Metropolitan en cuestión de días, después de recibir los fondos de manera fraudulenta, totalizando casi el monto del dinero recibido de la institución financiera. El dinero, posteriormente, se movió entre las cuentas de Metropolitan y se usaba para pagar deudas que se les debían a otras instituciones financieras, para cubrir saldos negativos y para pagar nóminas y cuotas sindicales actuales y pendientes.  

En julio de 2019, los seis acusados fueron instruidos de cargos en el Tribunal del Primer Distrito del Condado Suffolk por un delito grave de lavado de dinero en segundo grado, un delito grave de clase C; gran hurto en segundo grado, un delito grave de clase C; y esquema para realizar estafas en primer grado, un delito mayor de clase E. El 7 de agosto de 2019, los acusados presentaron las siguientes declaraciones de culpabilidad en el Tribunal del Condado Suffolk:

  • Kenneth Martínez se declaró culpable de lavado de dinero en segundo grado, un delito grave de clase C;
  • Shai Sellam se delcaró culpable de lavado de dinero en tercer grado, un delito grave de clase D;
  • Hayim Jacob Barkol se declaró culpable de un esquema para realizar estafas en primer grado, un delito grave de clase E;
  • La empresa Metropolitan Enterprises, Inc. se declaró culpable de hurto mayor en segundo grado, un delito grave de clase C;
  • New Route Consulting Inc. se declaró culpable de lavado de dinero en tercer grado, un delito grave de clase D; y
  • Lifting Up Management LLC se declaró culpable de lavado de dinero en segundo grado, un delito grave de clase C

Se espera que Martínez sea sentenciado a un período simultáneo de encarcelamiento de tres a nueve años en una prisión estatal, el 17 de octubre de 2019. Sellam enfrenta hasta entre dos y seis años en una prisión estatal cuando sea sentenciado el 12 de agosto de 2020. Barkol, por su parte, será sentenciado a un término de cinco años de libertad condicional por su papel en el esquema cuando sea sentenciado el 17 de octubre de 2019. Se espera que a cada una de las entidades se le imponga una condena condicional de tres años durante su sentencia, el 17 de octubre de 2019. Como parte de sus condenas, los acusados deben pagar la restitución y ejecutar confesiones declarativas en nombre de las instituciones financieras, por un total de $1.5 millones.  

Además del esquema de fraude de préstamos, en junio de 2017, los acusados Martínez y Metropolitan presentaron declaraciones de culpabilidad en los cargos de gran hurto en segundo grado, en el Tribunal del Condado de Albany, relacionados con el robo de impuestos sobre ventas y uso. Ayer, Martínez fue sentenciado a entre tres y nueve años en una prisión estatal. Adicionalmente, ambos acusados emitieron confesiones declarativas en beneficio del Departamento de Impuestos y Finanzas del Estado de Nueva York, en exceso de $455,000.  

Estos casos son procesados como parte de la Iniciativa Para Combatir Fraudes y Esquemas Financieros (CUFFS) de la Fiscalía General del Estado de Nueva York, dirigida por el Director Philip V. Apruzzese, un Fiscal General Adjunto del Buró de Ejecución Penal y Delitos Financieros. La Iniciativa CUFFS fue implementada por la Fiscal General James en un esfuerzo por ayudar a la policía local y las Oficinas de los Fiscales de Distrito en la investigación y el procesamiento judicial de los que cometen delitos financieros complejos y casos de lavado de dinero. 

El Fiscal General Adjunto Apruzzese está procesando estos casos, con la asistencia de los Analistas de Apoyo Legal Kira M. Russom, y el Analista Supervisor Paul Strocko. El Buró de Ejecución Penal y Crímenes Financieros es dirigido por la Jefa de ese organismo, Stephanie Swenton; y el Subjefe de la Oficina, Joseph D 'Arrigo; y es parte de la División Criminal, supervisada por el Sub-Fiscal General Ejecutivo, José Maldonado. 

En la Fiscalía Estatal, la investigación fue realizada por el Investigador Mark J. Terra, bajo la supervisión del Investigador Supervisor Mark Spencer, y el Jefe Adjunto de la Oficina, Antoine Karam. El Buró de Investigaciones está dirigido por el Jefe, Oliver Pu-Folkes. La contabilidad forense fue realizada por el Auditor Jefe Edward J. Keegan y el Investigador Auditor Principal Jason Blair de la Sección de Auditoría Forense. 

La Oficina de la Fiscal General James agradece a la División de Investigaciones Criminales de DTF, a la Oficina del Inspector General del DOI para la Autoridad de Construcción de Escuelas de Nueva York y, específicamente, al Investigador Charles Shevlin y al Inspector General Adjunto Nicholas Scicutella, así como a la Autoridad Portuaria de NY / NJ – a la Oficina del Inspector General y, específicamente, al investigador Louis Matirko, por su valiosa ayuda en esta investigación.