Fiscal General James: Google y YouTube Pagarán Cifra Récord Por Rastrear y Recopilar Ilegalmente Información Personal de Niños

Google y YouTube Violaron la Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Internet Para Publicar Ciertos Anuncios en YouTube
 
Las Compañías Acordaron Pagarle a Nueva York $34 Millones Como Parte de un Acuerdo Nacional de $170 Millones, uno de los Acuerdos de Privacidad Más Grandes en la Historia de EEUU

NUEVA YORK – La Fiscal General del Estado, Letitia James, anunció hoy que Google, LLC (Google) y YouTube, LLC (YouTube) han acordado pagar una cifra récord de $170 millones, de los cuales $34 millones irán al Estado de Nueva York, bajo un acuerdo nacional por infringir la Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Internet (COPPA, por sus siglas en inglés) al rastrear y publicar específicamente anuncios a usuarios que veían videos dirigidos a niños menores de 13 años en YouTube.

"Google y YouTube, intencional e ilegalmente, monitorearon, rastrearon y publicaron anuncios dirigidos a niños pequeños solo para mantener sus ganancias en anuncios publicitarios", dijo la Fiscal General de Nueva York, Letitia James. "Estas empresas ponen en riesgo a los niños y abusan de su poder, por lo cual estamos imponiendo reformas importantes a sus prácticas y haciéndoles pagar uno de los mayores asentamientos por temas de privacidad en la historia de los Estados Unidos". Mi oficina está comprometida a proteger a los niños y hacer rendir cuentas a quienes ponen a nuestros pequeños en peligro, tanto dentro como fuera del internet”.
 
La Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Internet (COPPA)

El Congreso promulgó la ley COPPA en el 2000 para proteger la privacidad de los niños pequeños en la internet. COPPA prohíbe a los operadores de ciertos sitios web recopilar, usar o divulgar información personal (por ejemplo, nombres y apellidos, direcciones de correo electrónico, etc.) de niños menores de 13 años sin obtener primero el consentimiento de los padres. Los operadores de esos portales de internet y de servicios cibernéticos dirigidos a niños menores de 13 años, y los operadores páginas web y servicios en línea, que saben realmente que están recopilando información personal de los usuarios de otros sitios web dirigidos a niños menores de 13 años, están sujetos a la Regla COPPA.

En julio de 2013, la definición de "información personal" se revisó para incluir identificadores persistentes que se pueden utilizar para reconocer a un usuario a través del tiempo y en todos los sitios web, como la identificación que se encuentra en una "cookie" del navegador cibernético o una dirección de Protocolo de Internet (IP). La revisión prohíbe efectivamente el uso de cookies, direcciones IP y otros identificadores persistentes por parte de los operadores cubiertos, con el fin de rastrear a los usuarios a través de sitios web para la mayoría de los fines publicitarios, acumular perfiles de usuarios individuales y para publicar anuncios basados en el comportamiento vía internet, publicados en sitios web cubiertos por la ley COPPA.
 
YouTube es el Servidor de Muchos Canales que Google y YouTube Saben que Están Dirigidos a los Niños

La plataforma YouTube es uno de los destinos más populares en Internet para los niños. De hecho, los materiales de promoción de Google y YouTube han declarado que YouTube es el "sitio web favorito para los niños de entre 2 y 12 años de edad" y el "sitio web número 1 más visitado regularmente por los niños". Muchos de los canales de YouTube incluso se auto-identifican en su sección "Acerca de…" la cual es específicamente está destinada a los niños. Adicionalmente, Google y YouTube están conscientes de que muchos de los canales y videos en la plataforma de YouTube están dirigidos a los niños: a través de comunicaciones con los propietarios de los canales (por ejemplo, el propietario de los canales "Barbie" y "Monster High" informó específicamente a Google y YouTube que sus canales son para niños menores de 13 años) y a través de revisiones manuales y automáticas del contenido de esos canales (por ejemplo, la revisión de Google y YouTube y calificación de todos los videos subidos a YouTube, así como de los canales en general, según un sistema de clasificación de contenido usado para analizar el material de video y dividirlos en grupos de edad--Y para las edades de 0 a 7 años; G para todas las edades; PG para las edades de 10 años en adelante; Adolescentes/Teen para las edades de 13 años en adelante; MA para las edades de 16 años en adelante; y X para las edades de 18 años o mayores).
 
Acciones Ilegales de Google y YouTube
  

Los propietarios de canales elegibles en YouTube pueden monetizar su canal al permitir que Google y YouTube publiquen anuncios para los espectadores. Cuando el propietario de un canal monetiza un canal, Google y YouTube, de forma predeterminada, rastrean a los espectadores del canal utilizando las cookies o los identificadores de publicidad móvil, y publican anuncios que se adaptan específicamente a los intereses inferidos de esos espectadores. COPPA prohíbe efectivamente este tipo de seguimiento y publicidad conductual en línea cuando Google y YouTube tienen conocimiento real de que el contenido está dirigido a niños menores de 13 años de edad.

El acuerdo, logrado por la Oficina de la Fiscal General del Estado de Nueva York, es el resultado directo del trabajo anterior de este organismo para proteger la privacidad de los niños. En una investigación previa sobre las violaciones de la ley COPPA, la Fiscalía Estatal descubrió que un conocido propietario de un canal había informado repetidamente a Google y YouTube que sus videos estaban dirigidos a niños menores de 13 años.

Acuerdo 

En la investigación realizada por la Oficina de la Fiscal General de Nueva York se determinó que tanto Google como YouTube, intencionalmente, rastrearon y enviaron anuncios dirigidos a niños menores de 13 años de edad, por YouTube, en violación de la Regla COPPA. Las dos compañías acordaron pagar $170 millones: el acuerdo más grande en un asunto de cumplimiento de la ley COPPA y uno de los acuerdos más grandes en la historia de los EEUU, en un caso por violación de privacidad infantil via internet. Solamente el Estado de Nueva York, recibirá $34 millones como parte del acuerdo.

Google y YouTube no solamente tendrán que pagar una importante compensación monetaria, sino que ambas compañías acordaron establecer disposiciones cautelares y reformas importantes a sus prácticas en un esfuerzo por evitar nuevas violaciones de la ley COPPA, que incluyen:

  • Desarrollar, implementar, y mantener un sistema para que los usuarios designen si el contenido de un video que han subido está dirigido a los niños
  • Notificar a los usuarios que el contenido dirigido a niños en la plataforma de YouTube puede estar sujeto a la Regla COPPA, y que los usuarios que han subido dicho contenido están obligados a designarlo como un material dirigido a niños
  • Proveer capacitación y entrenamiento anual sobre el cumplimiento de COPPA a los empleados responsables de administrar las relaciones con los usuarios que suben videos a YouTube; y
  • Obtener el consentimiento verificable de los padres antes de cualquier recopilación, uso y/o divulgación de información personal de los niños

Google y YouTube también han acordado que la información personal previamente recopilada de los niños ya no se puede utilizar.

La Comisión Federal de Comercio también obtuvo $136 millones en multas.
 
Operativo Rastreador Infantil o “Child Tracker”

El acuerdo con Google y YouTube se basa en el trabajo previo de la Oficina de la Fiscal General de Nueva York para proteger la privacidad de los niños a través del Operativo ‘Child Tracker’, en el que se realizaron investigaciones múltiples del rastreo ilegal de las actividades de los niños por internet, que realizaban vendedores, compañías de publicidad y otros en violación del reglamento COPPA.

El caso que se anunció hoy fue manejado por el Asesor Superior del Buró de Internet y Tecnología, Jordan Adler; y el Jefe Adjunto de ese organismo, Clark Russell; bajo la supervisión de la Jefa del Buró, Kim Berger. El Buró de Internet y Tecnología es supervisado por el Fiscal General Ejecutivo Adjunto de Justicia Económica, Christopher D'Angelo.