Fiscal General James Anuncia Arrestos de 18 Personas, Miembros de una Red de Tráfico de Heroína, Fentanilo, y Cocaína en Albany

Los 18 individuos fueron instruidos de 308 cargos por delitos vinculados al narcotráfico en la Ciudad y el Estado de Nueva York 

ALBANY - La Fiscal General Estatal, Letitia James, anunció el arresto de 19 personas—18 de estos, supuestamente miembros de una red de narcotráfico que distribuía heroína, fentanilo y cocaína en el Condado de Albany y en todo el Estado de Nueva York. 18 de los detenidos fueron instruidos de 308 cargos criminales por delitos relacionados con su participación en esta red de narcotráfico, con sede en Albany, que traficó drogas desde El Bronx y Manhattan, en la Ciudad de Nueva York. Como se alega en las acusaciones formales, reveladas ayer, los acusados distribuían heroína mezclada con fentanilo, sustancia que se comercializaba como heroína, al igual que como una mezcla de polvo y crack—una forma cristalina de la cocaína.

"Encontraremos y procesaremos judicialmente a auellos que se beneficien de la venta de drogas letales e ilícitas", dijo la Fiscal General Letitia James. “Estos individuos traficaron una combinación peligrosa y mortal de heroína y fentanilo, una mezcla que está cobrando vidas en todo el Estado de Nueva York. Quiero agradecer al Departamento de Policía de Albany por su colaboración en esta investigación y en nuestros esfuerzos para garantizar que los narcotraficantes rindan cuentas y comparezcan ante la justicia".

"Las fuerzas del orden en todo Estados Unidos han sido testigos de primera mano de los efectos devastadores que la heroína, especialmente la mezclada con fentanilo, tiene en nuestras comunidades", dijo el Jefe de la Policía de Albany, Eric Hawkins. “Como resultado de la 'Operación Bug Out', el Departamento de Policía de Albany, junto con nuestros socios de la ley, han demostrado su compromiso de trabajar en colaboración en un esfuerzo por eliminar esta peligrosa droga de nuestras comunidades, y al mismo tiempo garantizar que los responsables del suministro y la venta deben comparecer ante la justicia. Me gustaría felicitar a la Fiscal General James por su liderazgo en este asunto en el Estado de Nueva York y agradecer su inquebrantable apoyo a nuestra agencia y a la comunidad de Albany".

La investigación conjunta de diez meses se realizó en un operativo bajo el nombre codificado de "Bug Out”, por la Unidad Contra el Crimen Organizado de la Fiscalía Estatal (OCTF, por sus siglas en inglés) y por el Departamento de Policía de la Ciudad de Albany. En el transcurso de la pesquisa, los investigadores incautaron aproximadamente 300 gramos de crack y cocaína en polvo, con un valor en la calle de casi $30,000; 5.5 gramos de heroína a granel; cinco paquetes de heroína, diez paquetes de fentanilo; una pistola; tres armas o escopetas de alta capacidad; y muchas municiones.

Los narcotraficantes situados en Albany fueron capturados tras escuchar varias llamadas telefónicas, mientras viajaban a El Bronx y Manhattan para obtener heroína y cocaína adicionales y luego llevar esas drogas a Albany para venderlas en las calles. Utilizando la vigilancia electrónica, los investigadores descubrieron que una de las figuras centrales de esta red de distribución de narcóticos, Kenneth "KB" Hammond, acordó comprar una pistola no registrada de Anthony Williams, de El Bronx, un empleado federal con más de 20 años de experiencia trabajando con el Servicio Postal de los Estados Unidos. También se alega que Williams vendió tres cargadores de munición de alta capacidad a Hammond junto con la pistola ilegal.

La acusación, que fue formalmente presentada ayer en la Corte Suprema del Condado de Albany, incluye 308 cargos. En esta se acusa a 19 personas de diferentes delitos vinculados a su participación en el tráfico de drogas, la venta y posesión ilegal de armas, incluyendo la venta y posesión criminales de sustancias controladas (delitos mayores de clase A, B, C, D) y de conspiración en segundo grado (un delito mayor de clase B) en relación con su participación en la red de narcotráfico, además de varios cargos vinculados a la venta y posesión ilegal de drogas, la pistola y las tres armas/cargadores de alta capacidad.

Los 19 acusados de estos cargos son:

Barthley, Keithley, a/k/a “Omar,” 28 años de edad; residente de Manhattan, NYC
Bryant, Lamont, 60 años; de Albany, NY
Chambers, Gregory, 64 años; de Albany, NY
Chambers, Kim, a/k/a “Dred,” 58 años; Watervliet, NY
Dennis, Peggy, 50 años; Albany, NY                                        
Dorsainville, Shirley, 36 años; Albany, NY      
Edmonds, Queschaud, a/k/a “Ricky,” 26 años; de Troy, NY
Hammond, Kenneth, a/k/a “KB,” 52 años; Albany, NY
Harris, Tyshon, a/k/a “Bugs,” a/k/a “Buggy,” 41 años; Albany, NY                            
Morby, Mark, 47 años; Glenmont, NY
Morris, Kurt, a/k/a “Bear,” 48 años; Albany, NY                      
Mott, Christopher, 46 años; Albany, NY
Ploof, Meagan, 26 años; Albany, NY
Santana, Pedro, 56 años; Albany, NY
Sherman, Lynn, 61 años; Albany, NY
Stevens, Amir, a/k/a “A-Dot,” 29 años; Menands, NY
Thomas, Jonathon, 46 años; Halfmoon, NY
Williams, Anthony, a/k/a “Jamel Williams,” 55 años; de El Bronx, NY
18 años de edad – nombre retenido

Este desmantelamiento masivo y acusación formal representan la culminación de una importante investigación que forma parte de los esfuerzos continuos de la Fiscal General James para combatir el narcotráfico, y en particular la crisis de opioides que está paralizando a nuestra nación. Esta incautación es la más reciente que se realiza bajo la Iniciativa SURGE de la Fiscalía General Estatal (Respuesta Suburbana y del Norte del Estado a la Creciente Epidemia) para erradicar el tráfico violento de drogas. Desde su lanzamiento en 2017, bajo la iniciativa SURGE se han sacado de las calles a 506 presuntos narcotraficantes.

Los cargos presentados contra los sospechosos son simplemente acusaciones, y los individuos son considerados inocentes, hasta que se compruebe su culpabilidad en un tribunal.

La Fiscal General James agradece al Departamento de Policía de la Ciudad de Albany por su cooperación con esta investigación, dirigida por el Detective Policial de la Ciudad de Albany Anthony Scalise, bajo la supervisión del Sargento de Detective James Wood y el Jefe Eric Hawkins; y el trabajo de la Investigadora Especial de la Oficina OCTF en la Fiscalía Estatal, María Romeo; bajo la supervisión del Investigador Principal de OCTF, John Monte; y el Investigador Jefe Adjunto, John Sullivan. El Buró de Investigaciones en la Fiscalía Estatal, es liderado por el Investigador Jefe, Oliver Pu-Folkes.

El caso es procesado por el Fiscal General Adjunto de OCTF, Michael Sharpe; bajo la supervisión de la Sub-Jefa del Buró OCTF, María Morán. Nicole Keary es la Fiscal General Adjunta a Cargo de OCTF. La División de Justicia Criminal es liderada por el Sub-Fiscal General Ejecutivo, José Maldonado.

Groups audience: