Fiscal General James Anuncia Condenas De Traficantes De Armas Que Vendieron Ilegalmente Armas De Asalto En NYC Y El Condado Nassau

Los individuos vendieron ilegalmente armas de asalto, pistolas semiautomáticas, cargadores de alta capacidad y cientos de cartuchos de munición

CONDADO NASSAU - La Fiscal General del Estado, Letitia James, anunció hoy las condenas de dos sujetos, acusados de participar en un operativo de tráfico de armas que trajo armas y cientos de rondas de municiones de Pensilvania y que fueron revendidas en Nueva York. Tadarrell Jones y Shyrein Joseph se declararon culpables de los cargos vinculados a la compra y venta ilegal de armas y municiones, incluyendo armas de asalto, pistolas semiautomáticas, cargadores de alta capacidad y cientos de cartuchos de municiones.

"Ojalá que esto sirva como un mensaje alto y claro: si intenta traficar ilegalmente armas de fuego a Nueva York, iremos tras usted", dijo la Fiscal General Letitia James. “Estas personas trajeron armas de asalto peligrosas a nuestro Estado, las mismas armas que han devastado comunidades en todo nuestro país. Continuaremos persiguiendo y procesando a cualquier persona que intente inundar nuestras calles con armas de cualquier tipo”.

"Este caso resalta los esfuerzos continuos de la Policía Estatal y nuestros socios policiales para prevenir el tráfico ilegal de armas de fuego en el Estado de Nueva York", dijo el Superintendente de la Policía del Estado, Keith M. Corlett. “Quiero agradecer a nuestros miembros y a la Oficina de la Fiscal General por su colaboración continua. Simplemente no toleraremos este tipo de actividad".

Ayer, durante su comparecencia ante el Juez Robert McDonald, de la Corte del Condado Nassau, Tadarrell Jones fue sentenciado a 7 años y medio en una prisión estatal, seguido de cinco años de supervisión policial tras su liberación, en base a su declaración de culpabilidad de 28 cargos, incluyendo la venta penal de un arma de fuego en segundo grado, la venta criminal de un arma de fuego en el tercer grado, posesión criminal de un arma en el segundo grado, posesión criminal de un arma en el tercer grado, posesión criminal de un arma de fuego, poner en peligro el bienestar de un menor, conspiración en cuarto grado y otros cargos relacionados.

Como parte de su declaración de culpabilidad, el 2 de agosto de 2019, Jones admitió que, en cinco ocasiones, entre septiembre y octubre de 2016, compró armas de fuego y municiones en Pensilvania y viajó al Condado de Nueva York y al Condado de Nassau para revender las armas de fuego y municiones. Jones admitió además que vendió tres armas de asalto, una pistola semiautomática, un revólver, cuatro dispositivos y cartuchos de municiones de alta capacidad, y cientos de rondas de municiones a un agente encubierto.

La coacusada Shyrein Joseph, según su declaración de culpabilidad el 2 de julio de 2019--será sentenciada a pasar tiempo en una prisión estatal, en una fecha posterior. Como parte de su declaración de culpabilidad, Joseph admitió haber viajado con Jones a Nueva York para vender armas de fuego y municiones, así como vender un revólver a un agente encubierto. Tanto Jones como Joseph también se declararon culpables de poner en peligro el bienestar de un niño después de admitir que llevaron a sus hijos menores de edad a procesar las varias transacciones de venta de armas de fuego.

En la Fiscalía Estatal, la investigación fue liderada por la Unidad Contra el Crimen Organizado (OCTF, por sus siglas en inglés) junto con la Unidad de Control de Narcóticos de la Tropa L de la Policía del Estado de Nueva York. La pesquisa dio como resultado la recuperación de: una pistola semiautomática, dos revólveres magnum, tres rifles de asalto, cuatro dispositivos de munición de alta capacidad, y 744 cartuchos de municiones.

La investigación, en la Fiscalía Estatal, incluyó la vigilancia física y electrónica, el uso de fuentes confidenciales y operaciones encubiertas en los Condados de Nassau y Nueva York. Durante el curso de las transacciones registradas, cada uno de los acusados frecuentemente hizo referencia a su capacidad para comprar otras armas fuera de Nueva York.

La Fiscal General agradece a la Tropa L en la Unidad de Control de Narcóticos de la Policía Estatal, por su valiosa participación en esta investigación.

El proceso investigativo se llevó a cabo bajo el liderazgo del Investigador Principal de OCTF, Garry Ferguson; el Investigador Supervisor, Paul Grzegorski; y la Investigadora, Mary Laspina; bajo la supervisión del Jefe Adjunto de la Unidad OCTF en la parte Baja del Estado, Christopher Vasta. El Buró de Investigaciones de la Fiscalía Estatal es liderado por el Investigador Jefe, Oliver Pu-Folkes.

El caso es procesado por la Fiscal General Adjunto de OCTF, Shanon Nicholas LaCorte; bajo la supervisión de la Subdirectora de OCTF en la parte sur de NY, Lauren Abinanti. Nicole Keary es la Fiscal General Adjunta a Cargo de OCTF. La División de Justicia Criminal es liderada por el Sub-Fiscal General Ejecutivo, José Maldonado.