Fiscal General James Condena Intentos de la Administración Trump de Socavar la Autoridad Legal de California para Establecer Estándares de Emisiones

NUEVA YORK - La Fiscal General de Nueva York, Letitia James, prometió hoy luchar contra la acción sin precedentes de la Administración Trump para revocar la exención que tiene California para imponer sus propios estándares contra las emisiones contaminantes de vehículos emisores de gases de efectos invernaderos, y estándares para exigir que los fabricantes vendan vehículos de cero emisiones. Estas normas son vitales para frenar las emisiones y abordar los problemas de calidad del aire y la crisis climática.

"Los intentos de la Administración Trump para debilitar la Ley de Aire Limpio causarán daños duraderos a la economía, al medio ambiente y a la salud del pueblo estadounidense", dijo la Fiscal General James. "Mi oficina continuará tomando acciones legales para que los Estados puedan establezcer estándares de emisiones más estrictos a fin de ayudar a reducir la contaminación de carbono, mejorar la calidad del aire y reducirle los costos de transporte a los conductores".
Bajo la Ley Federal de Aire Limpio, el Estado de California puede establecer sus propios estándares de emisiones más estrictos o al menos tan protectores como los estándares impuestos por el gobierno federal. California retiene esta autoridad para abordar los insólitos y convincentes problemas de contaminación del aire que afectan al Estado. Otros Estados también pueden optar por adoptar normas como estas.

Como parte del proceso, a California se le exige obtener una exención de la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

En los últimos 50 años, la EPA ha otorgado 100 exenciones para las normas de emisiones de California. Gracias a esos estándares, el Estado ha reducido las emisiones en cientos de miles de toneladas anualmente, ha fomentado el desarrollo de tecnologías de control de emisiones y ha contribuido a la adopción de estándares federales más estrictos.

En enero de 2012, California adoptó su programa integral “Autos Limpios Avanzados” o Advanced Clean Car para los autos nuevos vendidos entre 2017 y 2025. El programa combina el control de los contaminantes que causan el smog y las emisiones de gases de efecto invernadero en un sólo paquete coordinado de estándares. Las reglas les ahorran dinero a los conductores en la bomba, reducen el consumo de petróleo, reducen la contaminación del aire y reducen los gases de efecto invernadero.

En 2013, la EPA otorgó a California una exención para el Programa de Autos Limpios Avanzados. Otros trece Estados y el Distrito de Columbia siguen al menos una parte del programa Autos Limpios Avanzados. Al contabilizar los ahorros de emisiones de otros Estados que siguen los estándares de California, estas reducciones de emisiones casi se triplican.

Hoy, la EPA y la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) anunciaron su plan para revocar la autoridad de California de adoptar sus estándares de gases de efecto invernadero y vehículos de cero emisiones, utilizando un argumento cansado y sin éxito de que la exención es precedida por la Ley de Política y Conservación de Energía. Este argumento ha sido rechazado por el Congreso, los tribunales y la propia EPA. Los argumentos de revocación de la EPA bajo la Ley de Aire Limpio no funcionan mejor, apartándose, como lo hacen, del propósito, la estructura y el texto sin formato de la Ley.

La Fiscal General James es parte de una coalición multiestatal que se opone al plan del Presidente Trump y a cualquier debilitamiento de los Estándares de Automóviles Limpios. La coalición se mantiene firme en la defensa de los Estándares de Automóviles Limpios de nuestra nación, así como los estrictos límites de California sobre las emisiones de gases de efecto invernadero de los vehículos y su programa de Vehículos de Cero Emisión, que protegen la salud y la seguridad de sus residentes.