Fiscal General James Pide al Congreso Aprobar Leyes que Abran las Puertas de los Bancos a las Empresas de Cannabis

Las Leyes de los Estados Aumentarían la Seguridad Pública al Permitir que las Empresas Relacionadas con el Cannabis Tengan Acceso al Sistema Bancario SIN Temor al Enjuiciamiento

NUEVA YORK – La Fiscal General del Estado, Letitia James, se unió hoy a una coalición bipartidista de 21 Fiscales Generales que insta al Congreso a aprobar la Ley de "Fortalecimiento de la Décima Enmienda a través de la Propuesta de Confianza de los Estados (STATES Act)" (HR 2093; S. 1028) o medidas similares que permitirían a las empresas en la industria legal de la marihuana tener acceso al sistema bancario.  Actualmente, las leyes bancarias federales, que reflejan el estatus federal de la marihuana como una droga ilegal, obligan a las compañías legítimas en la producción y venta de cannabis, en todo el país, a realizar sus transacciones principalmente con dinero en efectivo. La Ley STATES traería miles de millones de dólares de transacciones que se realizan con dinero en efectivo, al sector bancario regulado, sujetos a supervisión y lo que reduciría el riesgo de delitos violentos y delitos de cuello blanco que afectan a la creciente industria de la marihuana medicinal y legal.

"A medida que evoluciona el mercado de la venga legal del cannabis o la marihuana medicinal, las leyes federales que rigen el sistema bancario deben seguir este ritmo", dijo la Fiscal General James. "No sería simplemente común colocar una creciente industria multimillonaria en el sector bancario regulado, sino que también es una cuestión de seguridad pública. Con un apoyo tan generalizado y bipartidista, no hay razón para que este proyecto de ley no se apruebe sin ninguna demora".

La industria legal del cannabis, en 33 estados y varios territorios de EE.UU., emplea a cientos de miles de estadounidenses a nivel nacional, y se espera que genere ingresos de entre $50 mil millones y $80 mil millones de dólares en los próximos 10 años. La ley federal actual impide que los bancos brinden servicios a estas empresas reguladas por los Estados, lo que los obliga a realizar casi todas las transacciones con dinero en efectivo y representa serias amenazas de seguridad. En el 2016, un veterano del Cuerpo de Marines que trabajaba como guardia de seguridad en un dispensario en Colorado fue asesinado durante un intento de robo. En 2018, los ladrones robaron una compañía de productos con infusión de cannabis en California, destruyendo computadoras, camiones y cajas fuertes antes de salir con cientos de miles de dólares en efectivo. La Ley STATES permitiría que las empresas en la industria del cannabis en Estados y territorios estadounidenses con estructuras reguladoras existentes tengan acceso al sistema bancario federal y logren disuadir cualquier actividad delictiva.

La denominada Ley de Confianza de los Estados (STATES Act) ha recibido un gran respaldo bipartidista, con 60 copatrocinadores en la Cámara de Representantes, y 10 en el Senado de EEUU.

La coalición multi-estatal de Fiscales Generales es liderada por la Fiscal de Nueva York, Letitia James; y sus homólogos del Distrito de Columbia, Karl Racine; y de Nevada, Aaron Ford. Esta coalición cuenta con el respaldo de los Fiscales de los Estados de Alaska, California, Colorado, Connecticut, Illinois, Iowa, Kentucky, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Nuevo México, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Vermont, y Washington.