Residente Del Norte De NY Es Condenado Por Plan De Varios Años Para Defraudar A Más De 40 Compradores De Viviendas

Sherrie Burton Usó el Dinero de los Clientes Para Gastos Personales, Incluyendo Pagos de Préstamos, Juegos de Azar, Alcohol, Hoteles, Restaurantes, y Compras en la Cadena de TV ‘Home Shopping Network’

NUEVA YORK – La Fiscal General de Nueva York, Letitia James, y el Superintendente de la Policía Estatal, Keith Corlett, anunciaron hoy la condena de Sherrie A. Burton, de South Glen Falls, Nueva York, por delito mayor--con relación a su plan para estafar a más de 40 compradores de vivienda, de más de $1 millón de doalres, a través de su denominada operación de su compañía viviendas valoradas y viviendas prefabricadas valoradas: “Valued Homes and Valued Manufactured Housing Inc”.

"Nunca nos cansaremos, en nuestros esfuerzos de investigar y enjuiciar agresivamente a cualquiera que participe en actividades que perjudiquen a nuestros residentes", dijo la Fiscal General Letitia James. “Sherrie Burton se aprovechó de los neoyorquinos desprevenidos y canalizó más de $1 millón de dólares de lo que debería haber sido un paso hacia la compra de su propia vivienda para más de 40 familias de Nueva York, depositando eso en su alcancía personal. La condena de hoy debería servir de ejemplo a cualquiera que busque explotar a los residentes de Nueva York para su propio beneficio personal".

El Superintendente de la Policía Estatal, Keith M. Corlett señaló: “Este caso muestra una vez más que aquellos que planean estafar a los neoyorquinos de su dinero ganado con esfuerzo para su propio beneficio personal serán responsables de sus acciones. Esta persona robó dinero destinado a un pago inicial para viviendas, por parte de múltiples víctimas, para luego usarlo en sus propios gastos dejando a muchas víctimas incapaces de comprar una nueva casa. Felicito a nuestros miembros de la Policía del Estado y a la Oficina de la Fiscal General del Estado por su excelente trabajo en este caso ".

Esta tarde, durante su comparecencia ante el Honorable Juez, James A. Murphy III en el Tribunal del Condado de Saratoga, Burton se declaró culpable de los cargos por los crímenes de Hurto Mayor en segundo grado-- un delito mayor de clase C-- y de perpetrar un esquema para cometer estafas en primer grado, un delito mayor de clase E. Burton será sentenciada a no menos de seis meses de cárcel y cinco años de libertad condicional, pero enfrenta hasta entre tres y nueve años de prisión cuando sea sentenciada el 19 de noviembre de 2019.

En febrero pasado, Burton fue instruida de cargos en una acusación oficial de delito grave, que incluía nueve cargos criminales, después de que una investigación conjunta del Buró de Delitos Penales y de Delitos Financieros de la Oficina de la Fiscal General y la Policía del Estado de Nueva York reveló que Burton utilizó a sus dos compañías para obtener depósitos, pagos iniciales e incluso pagos completos en efectivo de clientes desprevenidos en la compra y venta de casas modulares y manufacturadas, mientras usaba el dinero para gastos personales y para continuar con su plan de planta en curso.

Al menos entre marzo de 2015 y julio de 2018, Burton operó la compañía, Valued Homes & Valued Manufacturingd Housing ubicada en la localidad de South Glens Falls, en el Condado de Saratoga, vendiendo casas modulares y construidas recientemente a compradores individuales. Las casas prefabricadas son casas construidas en fábrica, diseñadas y construidas según las especificaciones del código federal de construcción establecido por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los EE.UU., mientras que las casas modulares son casas construidas en fábrica que están hechas según los estándares estatales de construcción. Tanto las casas manufacturadas como las modulares se transportan en camiones o portaviones y se colocan permanentemente sobre una base. Burton les dijo a los clientes que necesitaban depositar una gran cantidad de dinero para que el fabricante comenzara la construcción de su nuevo hogar, mientras que en realidad los fabricantes no exigían esto y nunca recibieron el dinero que Burton obtuvo de las víctimas.

Como parte de su esquema, Burton obtuvo dinero para cubrir los costos de planos de planta o modelos de exhibición, pero los vendió como modelos nuevos a muchos clientes. Luego se embolsó el dinero proporcionado por los compradores de vivienda, en vez de usarlo para la compra de las casas de las víctimas, dejando a las víctimas sin un título legal de un hogar, y a los prestamistas pensando que las casas todavía estaban en exhibición en su sala de exposición.

En uno de los casos, una víctima recibió un hogar de Burton, pero no pudo obtener un título que le permitiera asegurar o pedir prestado usando el hogar como garantía, por más de un año. En otro caso, una víctima proporcionó miles de dólares en un depósito a Burton, quien nunca remitió el dinero al fabricante, lo que provocó que la víctima tuviera que obtener un préstamo hipotecario por el precio completo de la casa, esencialmente pagando el depósito dos veces. En otros casos, Burton simplemente se quedó con el dinero de las víctimas y lo usó para cubrir otros gastos personales y comerciales, como los pagos a los fabricantes de viviendas que había prometido previamente a otros clientes hace meses. Muchos clientes que pagaron a Burton nunca recibieron una casa y nunca obtuvieron un reembolso de su dinero.

En la investigación conjunta se descubrió a más de 40 víctimas en el norte del Estado de Nueva York, a quienes Burton robó más de $1 millón de dólares. La investigación también reveló que Burton utilizó parte del dinero robado para pagar los modelos de planos de planta en apoyo de su esquema fraudulento.

La investigación criminal comenzó después de que varias víctimas presentaron quejas ante el Buró de Protección al Consumidor en la Oficina de la Fiscal General del Estado.

Para protegerse y evitar ser víctima de una estafa de venta de viviendas o propiedades, la Oficina de la Fiscal General del Estado de Nueva York recomienda lo siguiente:

  • Haga su tarea antes de contratar a alguien para una compra grande, lo que significa:
    • Pida referencias y llámelas.
    • Investigue por internet las críticas y quejas.
    • Consulte la página web del Better Business Bureau y revise la base de su calificación, incluyendo los resúmenes de quejas, que generalmente están disponibles en internet. Si ve algo que le llame la atención o cause duda, no continúe con ese negocio y llévelo a otra parte.
  • Tenga cuidado al proporcionar un depósito grande por adelantado. Recuerde, si el negocio falla, es probable que no recupere su depósito.
  • Si realiza un depósito que se supone que se utilizará para un propósito específico, solicite pruebas de que se ha aplicado a ese propósito.
  • Revise cualquier contrato cuidadosamente antes de firmarlo y guarde una copia para sus registros. Usted estará obligado, por los términos del contrato, y cualquier representación oral hecha no se podrá hacer cumplir.
  • Si cree que ha sido estafado en la venta de una casa o propiedad, presente una queja ante la Oficina de la Fiscal General del Estado de Nueva York visitando la página web: https://ag.ny.gov/consumer-frauds/Filing-a-Consumer-Complaint
  • La Oficina de la Fiscal General del Estado de Nueva York desea agradecer al Buró de Investigaciones Criminales de la Policía Estatal, y la Unidad de Delitos Financieros del Estado de Nueva York, así como a las Oficinas de los Fiscales de Distrito de los Condados Saratoga y Warren, por su valiosa asistencia en esta investigación.

Este caso penal fue procesado como parte de la Iniciativa Contra el Fraude y los Esquemas Financieros (CUFFS, por sus siglas en inglés) de la Fiscalía Estatal de Nueva York, dirigida por el Director Philip V. Apruzzese. La Iniciativa CUFFS fue implementada por la Fiscal General James en un esfuerzo por ayudar a las policías locales y a las Oficinas de los Fiscales de Distritos en las investigaciones y el enjuiciamiento de delitos financieros complejos y en casos de lavado de dinero.

Philip V. Apruzzese también es Fiscal General Adjunto, y procesó el caso junto al Asesor Especial Benjamin S. Clark; con la asistencia de los Analistas de Apoyo Legal Rebecca Jacobson y Yuriy Kurbatov; y el Analista Supervisor Paul Strocko, todos del Buró de Ejecución Penal y Delitos Financieros. La Oficina de Ejecución Penal y Crímenes Financieros está liderada por la Jefa de la Oficina, Stephanie Swenton; y el Subjefe de la Oficina, Joseph G. D'Arrigo. La División de Justicia Criminal está dirigida por el Fiscal General Adjunto Ejecutivo de Justicia Criminal, José Maldonado.

Las quejas de los consumidores fueron atendidas por los Fiscales Generales Adjuntos, Amy Schallop y Emily Auletta, de la Oficina de Protección y Fraude al Consumidor; bajo la supervisión de la Jefa de la Oficina Jane Azia; y la Subdirectora de la Oficina, Laura J. Levine. El Buró Contra Fraudes y Protección al Consumidor es supervisado por el Fiscal General Adjunto en Jefe de la División para Justicia Económica Christopher D'Angelo.

En la Fiscalía Estatal de Nueva York, la investigación fue realizada por el Investigador Samuel Scotellaro III; bajo la supervisión del Investigador Supervisor, Mark Spencer; y el Sub-Director de la Oficina, Antoine Karam. El Buró de Investigaciones es liderado por el Jefe, Oliver Pu-Folkes. El trabajo de auditoría fue realizado por el Investigador Auditor, Jason Blair. La Sección de Auditoría Forense está bajo la supervisión de la Sub-Jefa, Sandy Bizzarro.