Fiscal General James y la DEA Anuncian Arrestos de Miembros de Dos Redes de Tráfico de Heroína y Cocaína, en el Oeste de Nueva York

23 Individuos Fueron Detenidos y Acusados de Traficar Grandes Cantidades de Drogas Desde Puerto Rico hasta NYC y al Oeste de Nueva York

CONDADO DE ERIE – La Fiscal General Letitia James y el Agente Especial a Cargo de la División de la Administración federal de Control de Drogas (DEA) en Nueva York, Ray Donovan, anunciaron hoy el arresto de 23 personas por su participación en dos redes de narcotráfico que operaban en la Ciudad de Nueva York y en la parte Oeste del Estado. En dos acusaciones formales separadas, los 23 individuos fueron instruidos de cargos por tráfico de heroína y cocaína desde la Ciudad de Nueva York y Puerto Rico hacia el Oeste de Nueva York. Entre los acusados, hay tres personas que operaban como grandes narcotraficantes, lo que conlleva a una pena máxima de cadena perpetua si son declarados culpables. Durante el curso de las dos investigaciones, se recuperaron 12 kilos de cocaína y dos kilos de heroína con un valor en la calle de $1.3 millones de dólares.

"Las drogas ilícitas no tienen lugar en nuestras calles, ni en nuestros hogares, y tampoco se transportan por correo", dijo la Fiscal General del Estado, Letitia James. "Estas personas supuestamente traficaron cantidades significativas de heroína y cocaína al Oeste de Nueva York, inundando nuestras comunidades con drogas peligrosas y poniendo en peligro a los neoyorquinos. Espero que esto sirva como un mensaje fuerte y claro: el tráfico de drogas no será tolerado en Nueva York".

En las dos investigaciones participaron agentes policiales estatales y locales que operaron bajo el liderazgo de la Unidad Contra el Crimen Organizado de la Fiscalía Estatal (OCTF, por sus siglas en inglés), en asociación con la Oficina de Residentes de Buffalo de la Administración de Control de Drogas (DEA), y el Comando Especial de la DEA en Buffalo. Estos arrestos son el resultado de una investigación general de 17 meses sobre una red de tráfico de drogas que operaba en toda la región.

Durante estas pesquisas, se descubrió que Reinaldo Martínez, Jr. también conocido como el "Gordo" enviaba kilogramos de cocaína desde Puerto Rico a dos grupos separados de narcotraficantes que operaban en la región Oeste de Nueva York.

Según la primera acusación oficial, tras un operativo con el nombre en código de "Operation Packages", la investigación comenzó con Kevin Martínez--que vendía heroína y cocaína desde una dirección en Walden Avenue en Buffalo. Utilizando vigilancia electrónica, los investigadores descubrieron que a Martínez se le enviaba cocaína en paquetes desde Puerto Rico a varias direcciones en Buffalo. Se alega que Reinaldo Martínez, Jr. a/k/a el "Gordo", primo de Kevin, fue uno de los individuos que envió por correo kilogramos de cocaína desde Puerto Rico a su hermano Gabriel Martínez. Esa droga, posteriormente, fue vendida por Gabriel, Kevin y otros miembros de la familia.

En este proceso, también se descubrió que Julio Resto, conocido como "Benny", era responsable de obtener heroína para el grupo. Durante el curso de la investigación, las autoridades lograron detener, en Buffalo, un vehículo con una carreta que contenía dos kilogramos de heroína, con un valor en la calle de más de $400,000, justo antes de que las drogas fueran entregadas a Resto. Al escuchar varias llamadas telefónicas, los investigadores capturaron numerosas conversaciones entre Resto y Alvin Santiago Santiago, un narcotraficante ubicado en la Ciudad de Nueva York que organizó el transporte, relacionado al movimiento de esa heroína. Además, se realizó una búsqueda en una residencia en Landon Street en Buffalo, que resultó en la recuperación de medio kilogramo de cocaína, dos armas de fuego cargadas y $17,360 en efectivo.

La segunda acusación está vinculada a un caso cuyo nombre en código fue "Operación Transporte". La investigación comenzó con Steven González, que vendía heroína desde varias direcciones diferentes en la Parte Oeste de Buffalo. Mediante la vigilancia electrónica, los investigadores descubrieron que Heriberto Rivera suministraba cocaína y heroína a Steven González. La fuente de heroína de Rivera proveería narcóticos a Geral Batista y Argely Martínez, quienes transportarían heroína desde la Ciudad de Nueva York al área Occidental del Estado, para entregarla a Heriberto y a otros. Batista y Martínez luego recolectaron dinero para llevarlo de regreso a su fuente en la Ciudad de Nueva York. Durante el curso de la investigación, la policía incautó $82,000 que estaban guardados en un compartimiento oculto hecho a la medida en el vehículo ocupado y conducido por Geral Batista y Argely Martínez.

La investigación de Heriberto Rivera llevó a la policía al caso de Reinaldo Martínez, Jr. alias el "Gordo". Se supo que Reinaldo Martínez, Jr. a/k/a "Gordo" trabajó con José Méndez en la coordinación del envío por correo de paquetes de cocaína desde Puerto Rico a varias direcciones en la región Occidental de Nueva York. Una vez más, manteniendo esto como un asunto familiar, la entrega de uno de esos paquetes estaba destinada a la residencia en Buffalo de Reinaldo Martinez, Sr. y Barbara Martinez, el padre y la suegra de Reinaldo Martinez, Jr. El paquete destinado a la residencia del padre de Reinaldo Martínez, Jr. fue interceptado por los inspectores postales de los Estados Unidos y contenía 3.005 gramos de cocaína o más de 6.6 libras. Otros dos paquetes, destinados a diferentes direcciones en el Oeste de Nueva York, fueron interceptados y retirados del flujo por correo y se encontró que contenían 1,989 y 2,006 gramos de cocaína. Los tres paquetes contenían un total de 7,000 gramos de cocaína (7 kilos, que también es el equivalente a 15.4 libras) que fueron interceptados antes de que pudieran salir a la calle y poner en mayor peligro a la comunidad.

"La cocaína y la heroína han sido las drogas preferidas en Nueva York, en los últimos años, pero los traficantes callejeros de hoy en día las están haciendo más letales al mezclarlas con fentanilo, lo cual representa el 60% de todas las sobredosis fatales que se producen en los Estados Unidos", dijo el Agente Especial a Cargo de la DEA, Ray Donovan. “Esta investigación se centró en tres capos de la droga responsables de suministrar la base de cocaína y heroína en la mezcla tóxica que se vende en todo el Estado de Nueva York. Gracias a un buen trabajo policial, y a las buenas técnicas de investigación y colaboración, 23 narcotraficantes están en la cárcel y dos importantes organizaciones criminales fueron desmanteladas”.

"Los arrestos de hoy son el resultado de una estrategia agresiva para detener el tráfico ilegal de drogas y mantener la heroína, la cocaína y otras drogas mortales fuera de nuestras calles", dijo el Superintendente de la Policía Estatal de Nueva York, Keith M. Corlett. “Juntos con nuestros socios—fuerzas del orden a nivel federal, local y estatal--hemos desmantelado varias operaciones de tráfico peligroso y hemos detenido la infiltración de una gran cantidad de narcóticos en nuestras comunidades. Continuaremos trabajando vigilantemente para poner a las personas peligrosas como estos criminales tras las rejas”.

En la acusación formal, presentada por la Fiscal General relativa al caso "Paquetes de Operación", que fue previamente revelada en la Corte Suprema del Condado Erie el 27 de febrero de 2019, se acusa a las 15 personas de delitos en relación con su participación en la operación de narcotráfico, incluyendo Operar como Narcotraficantes Principales, y varios cargos de venta criminal y posesión criminal de una sustancia controlada (delitos graves de clase A y B), así como conspirar para cometer esos crímenes (delito grave de clase B). De los 15 sujetos instruidos de cargos en esta acusación, 14 han sido procesados y 10 ya se han declarado culpables.

Los acusados de estos cargos son:

  • Kevin Martínez, 24 años de edad;
  • Gabriel Martínez Rosa, 29 años de edad;
  • Alvin Santiago Santiago, 36 años de edad 

                a/k/a Alexander Eglis Grateral-Duran,

                 a/k/a Víctor Nieves,

                 a/k/a Julio Cesar Riascoes-Bolaños;

  • Reinaldo Martínez, a/k/a “Gordo”, 35 años de edad;
  • Alexander Martínez, 30 años de edad;
  • Luis Martinez Sabater, 59 años de edad;
  • Edgardo Martínez, 55 años de edad;
  • Reynaldo Martínez, 54 años de edad;
  • Danex Martínez, 22 años de edad;
  • Julio Resto, A/K/A “Benny”, 47 años de edad;
  • Michael Pagán, 19 años de edad;
  • Gualbert Álvarez, a/k/a “Luisy”, 23 años de edad;
  • Demario Boler, 40 años de edad;
  • Bryan García, 23 años de edad ; y
  • Jorge Rosa García, de 32 años de edad.

La acusación de la Fiscal General James, relativa a la "Operación Transporte", que fue revelada hoy en la Corte Suprema del Condado de Erie, acusa a las ocho personas de delitos relacionados con su participación en el narcotráfico y venta de estupefacientes, incluyendo su Operación como Grandes Traficantes, además de varios cargos de venta y posesión criminal de una sustancia controlada (delitos de clase A y B), así como conspiración para cometer esos delitos (delito de clase B) y facilitación penal o desacato (delito de clase C).

Los sujetos instruidos de cargos en la acusación presentada hoy están:

Steven González, 43 años de edad,
Heriberto Rivera, 47 años de edad,
Reinaldo Martínez, Jr. a/k/a “Gordo,” 35 años de edad,
Jose Méndez, 26 years old,
Reinaldo Martínez, Sr., a/k/a Reynaldo Martinez, 54 años de edad,
Barbara Martínez, 39 años de edad,
Geral Batista, 29 años de edad,
Argely Martínez, 30 años de edad.

Los cargos presentados contra los sospechosos son simplemente acusaciones, y los individuos son considerados inocentes, hasta que se compruebe su culpabilidad en un tribunal.

Esta incautación y arrestos son los más recientes que se realizan bajo la Iniciativa SURGE de la Fiscalía General Estatal (Respuesta Suburbana y del Norte del Estado a la Creciente Epidemia) para erradicar el tráfico violento de drogas. Desde su lanzamiento en 2017, bajo la iniciativa SURGE se han sacado de las calles a 529 presuntos narcotraficantes.

En el caso “Paquetes de Operación”, la investigación fue dirigida por el Investigador Especial de OCTF, Daniel Redmond; bajo la supervisión del Investigador Supervisor de OCTF, Peter J. Talty; al igual que el Grupo D-57 de la Oficina de Residente de Buffalo, en la División de Nueva York de la DEA.

La investigación relacionada con la "Operación Transporte" fue dirigida por el Investigador Especial OCTF, Ever Quiñones; bajo la supervisión del Investigador Supervisor de OCTF, Peter J. Talty; y el Jefe Asistente, John Sullivan; además de la Unidad de Investigaciones Especiales de la Policía del Estado de Nueva York, el Grupo D-57 de la Oficina de Residentes de Buffalo de la División de Nueva York de la DEA, y el Investigador de la Oficina del Inspector Postal de los Estados Unidos, Joshua Burch. El Buró de Investigaciones de la Fiscal General está dirigida por el Investigador Jefe, Oliver Pu-Folks.

Los casos son procesados por las Sub-Fiscales Generales Adjuntas, Patricia I. Carrington y Wendy R. Whiting; bajo la supervisión de la Sub-Directora de OCTF, María Morán. Nicole Keary es la Fiscal General Adjunta a cargo de la Unidad Contra el Crimen Organizado (OCTF). La División de Justicia Criminal es liderada por el Fiscal General Adjunto Ejecutivo, José Maldonado.