Fiscal General James Impone Multa de $12.5 Millones a las Firmas de Corretaje por Violaciones a la Ley Martin

NUEVA YORK – La Fiscal General del Estado, Letitia James, anunció hoy que las firmas de corretaje BGC FINANCIAL LP ("BGC") y GFI SECURITIES LLC ("GFI") han acordado un total de $12.5 millones de dólares en multas, a la Fiscalía de Nueva York por sus violaciones de la Ley Martin. Ambas empresas de corretaje admitieron que entre el 1ro de enero de 2014 y el 31 de diciembre de 2015, los corredores de opciones de divisas extranjeras (opciones de divisas FX) para monedas de mercados emergentes implementaron prácticas fraudulentas para solicitar y aceptar órdenes de comerciantes de Nueva York con el fin de comprar y vender opciones de divisas. De conformidad con sus acuerdos, ambas firmas deben implementar inmediatamente procedimientos correctivos, verificados por un monitor independiente que presentará su reporte a la Oficina de la Fiscal General.

“En los mercados financieros no hay lugar para falsificar ofertas o intercambios comerciales", dijo la Fiscal General James. “Estaremos pendientes para siempre defender la integridad de los mercados financieros de Nueva York. Los resultados de hoy reflejan este compromiso al responsabilizar a las instituciones que cometieron fraude en violación de la Ley Martin".

Como se establece en acuerdos separados con las casas de bolsa BGC y GFI, la investigación de la Fiscal General descubrió la publicación de transacciones, ofrertas y declaraciones falsas, por parte de corredores de opciones de divisas FX, con el fin de aumentar el interés de los comerciantes de Nueva York en monedas de mercados emergentes en gran parte ilíquidas. Una opción FX es un instrumento financiero que confiere el derecho de comprar o vender una cantidad fija de una moneda específica a un tipo de cambio específico en una fecha de vencimiento específica o antes. A nivel mundial, el comercio promedio de opciones de divisas es de miles de millones de dólares por día y billones de dólares por año. Los bancos suelen utilizar múltiples corredores competidores para sus operaciones de opciones de divisas. Los operadores bancarios pueden hacer ofertas u ofrecer opciones de divisas FX directamente en la plataforma electrónica de una empresa de corretaje, pero principalmente negociar operaciones llamando, enviando mensajes o chateando con un bróker individual. Las empresas de corretaje son compensadas en función del volumen de operaciones ejecutadas, y los corredores individuales reciben comisiones basadas en el volumen de las operaciones ejecutadas. Antes de 2013, el mercado de opciones de divisas no estaba regulado en gran medida. Sin embargo, a raíz de la crisis financiera de 2008, la Ley de Reforma y Protección al Consumidor de Dodd-Frank Wall Street exigió a los brókeres de opciones de divisas que conservaran registros de su actividad comercial y comunicaciones.

La investigación de la Fiscal General reveló que entre el 1ro de enero de 2014 y el 31 de diciembre de 2015, los corredores de opciones de divisas para monedas de mercados emergentes (opciones EFX) en las firmas BGC y GFI publicaron ofertas falsas en sus plataformas electrónicas para opciones EFX en un nivel particular para los comerciantes de Nueva York, cuando, de hecho, ninguna institución financiera realmente había pujado u ofrecido la opción a ese nivel. Esta práctica, conocida como precios "variables", se realizó para crear una apariencia falsa de mayor liquidez en el mercado de opciones EFX. Durante el período de dos años en cuestión, los corredores de bolsas de BGC y GFI "volaron" cientos de miles de declaraciones y ofertas para opciones EFX.

Adicionalmente, la investigación de la Fiscal General reveló que entre 2014 y 2015, los corredores bursátiles de opciones EFX, en las firmas BGC y GFI, anunciaron intercambios falsos con comerciantes de Nueva York que nunca habían realmente ocurrido. Esta práctica se refiere comúnmente a una "impresión" de un comercio falso. Los corredores de BGC y GFI "imprimieron" operaciones falsas de supuestas opciones de divisas EFX con operadores bursátiles de Nueva York vía telefónica, a través de mensajes instantáneos o chateos, y en su plataforma electrónica. Con estas operaciones inexistentes, pretendían engañar a los comerciantes para que creyeran que se había producido una operación a un nivel particular y para inducir a los comerciantes a entrar en operaciones genuinas de "seguimiento" para las opciones EFX, es decir, operaciones en el nivel en el que el corredor había informado falsado de un comercio, con el fin de generar comisiones.

Por sus violaciones de la Ley Martin y de otros estatutos, la casa bursátil BGC debe pagar $7.5 millones de dólares en multas, y la firma GFI deberá pagar $5. Los Acuerdos de la Fiscal General, que también resuelven posibles cargos penales, además requieren que BGC y GFI implementen políticas y procedimientos correctivos, brinden capacitación a sus empleados y retengan un monitor independiente por un período de 12 meses, que informará sus hallazgos a la Fiscalía Estatal. Las empresas bursátiles BGC y GFI también tienen prohibido volver a nombrar a los corredores y gerentes empleados anteriormente en sus respectivos puestos de opciones de EFX, para cualquier función de supervisión o cualquier labor relacionada con el corretaje de opciones de divisas por un período de 5 años. Los acuerdos requieren además que ambas empresas cooperen plenamente con la investigación en curso de la Fiscalía Estatal neoyorquina.

Las resoluciones de hoy son el resultado de una investigación de tres años llevada a cabo por la Oficina de Ejecución Penal y Delitos Financieros de la Fiscalía Estatal, con una investigación paralela realizada por la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos (CFTC, por sus siglas en inglés). Anteriormente, en septiembre de 2018, la Fiscal General anunció condenas penales de las firmas de corretaje TFS-ICAP LIMITED y TFS-ICAP LLC por publicar transacciones falsas en opciones EFX; ambas empresas alegaron haber aceptado implementar políticas y procedimientos correctivos, retener un monitor independiente y pagar una multa de $1.15 millones de dólares.

La Fiscal General James agradece a la CFTC por su valiosa asistencia en esta investigación. Hoy, la CFTC anunció órdenes que determinaron que los corredores bursátiles de BGC y GFI se dedicaban intencionalmente a practicar una conducta engañosa y exigieron que ambas compañías pagaran $12.5 millones de dólares adicionales en sanciones a la CFTC, y que implementen medidas correctivas.

Este caso es manejado por el Abogado Principal, Gabriel Tapalaga; y la Fiscal General Adjunta, Rebecca Reilly del Buró de Ejecuciones Penales y Delitos Financieros. La asistencia fue proporcionada por el Analista Legal, Jacques Courbe; bajo la supervisión del Analista Supervisor, Paul Strocko. El Buró de Ejecución Penal y Crímenes Financieros está dirigido por la Jefa, Stephanie Swenton; y el Subjefe de la Oficina, Joseph D 'Arrigo. El Buró es supervisado por el Fiscalr General Adjunto Ejecutivo de Justicia Criminal, José Maldonado.

El análisis de datos complejos fue proporcionado por el Científico de Datos del Departamento de Investigación y Análisis de la Fiscal General, Gautam Sisodia; y la ex Científica de Datos, Meredith McCarron; bajo el liderazgo del Director, Jonathan Werberg; y la Sub-Directora, Megan Thorsfeldt. El soporte de tecnología de información fue proporcionado por el Especialista en Tecnología de la Información, Gail Lysiak.

El Investigador Brian Metz, del Buró de Investigaciones de la Fiscalía Estatal, dirigió la investigación criminal, bajo la supervisión del Investigador Supervisor, Michael Leahy; y el Subjefe, John McManus. La División de Investigaciones es supervisada por el Jefe Oliver Pu-Folkes.