La Fiscal General James se Opone a los Cambios que Afectarían la Ley Federal de Vivienda Justa

NUEVA YORK – La Fiscal General del Estado, Letitia James, co-dirigió hoy una coalición de 22 Fiscales Generales Estatales que se oponen a los cambios propuestos por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés) a su “Regla de Impacto Disparado”. Aunque, actualmente, la norma protege contra prácticas discriminatorias de vivienda y préstamos que tienen el efecto de afectar a las personas en función de su raza, color, religión, origen nacional, sexo, discapacidad y estado familiar, los cambios propuestos crearían incertidumbre y dificultarían a los Estados poder garantizar la igualdad de oportunidades de vivienda para todos los estadounidenses.

"Más de 50 años después de la aprobación de la Ley de Vivienda Justa, esta sigue siendo una de nuestras protecciones más fuertes contra la segregación residencial", dijo la Fiscal General Letitia James. “La regla propuesta por el Dpto. de Vivienda y Desarrollo Urbano deja a un lado décadas de trabajo para combatir la discriminación en las viviendas, y quita a los Estados las herramientas críticas que necesitan para promover el acceso equitativo a las oportunidades de vivienda para los grupos protegidos. Me uno a mis colegas, a muchos Fiscales Estatales para instar a la Administración Trump a que abandone el plan propuesto".

La coalición, liderada por la Fiscal General de NY, Letitia James; el Fiscal General de Carolina del Norte, Josh Stein; y el Fiscal General de California, Xavier Becerra – presentó una carta con comentarios argumentando que los cambios propuestos a la regla tienen defectos sustanciales. Los cambios ignoran la interpretación vinculante del Tribunal Supremo sobre la Ley de Equidad de Vivienda y exceden drásticamente la autoridad de HUD al alterar los procedimientos judiciales. Los cambios también brindan más inmunidad a las compañías de préstamos y seguros a expensas de los consumidores, lo que hace más probable que las reclamaciones con mérito sean desestimadas.

Los Fiscales Generales tienen una amplia experiencia en el uso de la responsabilidad por impactos dispares para hacer cumplir las leyes de vivienda justa, combatir la discriminación en materia de vivienda, y garantizar que todos tengan las mismas oportunidades de obtener un hogar. Los Estados han impugnado regularmente las políticas de vivienda que tienen un efecto discriminatorio, incluyendo las ordenanzas de zonificación, la discriminación en el proceso de préstamos hipotecarios, y las políticas de ‘solo en inglés’. Muchas veces, estas políticas perjudican desproporcionadamente a los residentes de las minorías y a las poblaciones vulnerables, como las víctimas de violencia doméstica.

Varios Representantes por Nueva York, en el Congreso, también expresaron su preocupación por la propuesta de HUD.

"No hemos resuelto los problemas de esta nación relacionados con la vivienda y la segregación residencial", dijo el Congresista Adriano Espaillat (NY-13). “Para las familias con bajos o limitados ingresos, la Regla de Impacto Disparado y la posición afirmada por la Corte Suprema en 2015 es el estándar por el cual los neoyorquinos, incluyendo mis constituyentes, pueden tener que tomar acción contra los malos actores y contra las políticas inescrupulosas que privarían de sus derechos a los residentes de las minorías y a las comunidades de color. En vez de esta regla propuesta, HUD debe enfocarse vigorosamente en asegurar el cumplimiento de los estándares establecidos por la Ley de Vivienda Justa y la regla de impacto disparado ya existente, que permite a las víctimas de discriminación sistémica buscar recurso y cambiar las políticas que limitan las oportunidades de vivienda".

"La vivienda segura y de gran calidad es un derecho humano, pero HUD continúa protegiendo e impulsando políticas que socavan nuestra capacidad de garantizar oportunidades de vivienda justa", dijo el Congresista Eliot Engel (NY-16). "Esta o cualquier otra Administración debería estar trabajando para fortalecer la Ley de Equidad de Vivienda, y no derribarla. Aplaudo a la Fiscal General James por una vez más tomar una posición en nombre de todos los neoyorquinos contra estas acciones discriminatorias".

En agosto de 2018, un grupo de 17 Fiscales Generales también envió una carta a HUD instando al departamento a mantener su actual Regla de Impacto Disparado para proteger a los consumidores.

La Fiscal General James logró someter los comentarios de hoy con el apoyo de los Fiscales Generales de los Estados de California, Carolina del Norte, Colorado, Connecticut, Delaware, Illinois, Iowa, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Nevada, Nuevo México, Nueva Jersey, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Vermont, Virginia, Washington, y el Distrito de Columbia.