Fiscal General James Lucha en el Tribunal Supremo Para Proteger la Capacidad de los Estados de Responsabilizar a los Contaminadores

Quince Estados Luchan Para Garantizar que los Estados Puedan Responsadar a los Contaminadores y Obligarlos a Limpiar Sitios de Desechos Peligrosos

NUEVA YORK – La Fiscal General del Estado, Letitia James--como miembro de una coalición de 15 Fiscales Estatales, defendió hoy la capacidad de Nueva York y de otros Estados de responsabilizar a los contaminadores por el daño que causan. En el caso de Atlantic Richfield Company v. Gregory A. Christian, et al., del Estado de Montana, una empresa de fabricación pesada está tratando de evitar pagar por la limpieza de su antiguo sitio alegando que la ley federal bloquea la capacidad de los Estados para abordar, responder y limpiar los sitios de desechos peligrosos. Los Fiscales Generales argumentan que la ley federal claramente permite a los Estados proteger sus tierras, aire y agua de daños, y responsabilizar a los contaminadores por los daños que causan.

"Nueva York se mantiene firme con nuestros Estados en responsabilizar a los contaminadores por violar las leyes y regulaciones que causan daño a los estadounidenses", dijo la Fiscal General James. "Mi oficina está preparada para usar todas las herramientas posibles para garantizar nuestra capacidad de proteger la tierra que usamos, el aire que respiramos y el agua que bebemos de la contaminación".

En su escrito, los Fiscales Generales indican que "los Estados tienen un gran interés en garantizar que sus ciudadanos (y el Estado mismo) sean compensados por las lesiones causadas por la liberación de materiales peligrosos y en preservar su autoridad para abordar, responder y remediar los daños de la contaminación ambiental ".

Los Estados explican además que, lejos de impedir o afectar la capacidad de los Estados para castigar a los contaminadores, la Ley Federal de Respuesta, Compensación y Responsabilidad Ambiental (CERCLA) en realidad "tenía como objetivo preservar el papel tradicional de los Estados en el tratamiento de la contaminación ambiental" y reconoció "los estados juegan un papel importante en la dirección, respuesta y corrección los desastres ambientales”.

Además de la Fiscal General James, el escrito fue firmado por los Fiscales Generales de los Estados de California, Connecticut, Delaware, Hawái, Maine, Maryland, Mississippi, Nueva Jersey, Oregón, Rhode Island, Vermont, Virginia, Washington, y Wisconsin.