Fiscal General James y Gobernador Cuomo Presentan Demanda Integral Contra la Comisión Mixta Internacional Por Sustanciales Daños Por Inundaciones

La demanda alega que la organización IJC no implementó su protocolo 
de inundaciones ni proporcionó alivio a los propietarios ribereños

ALBANY – Basándose en la demanda del Departamento de Conservación Ambiental del Estado de Nueva York contra la Comisión Mixta Internacional (IJC), la Fiscal General Letitia James y el Gobernador Andrew M. Cuomo presentaron hoy una demanda íntegra en nombre del Estado de Nueva York contra la organización IJC por no implementar su protocolo de inundación para la represa de energía Moses-Saunders. Específicamente, la IJC operaba bajo un protocolo conocido como el "Plan 2014", que requería que cuando los niveles del agua alcanzaran puntos extremadamente altos, la presa "se operará para proporcionar todo el alivio posible a los propietarios ribereños río arriba y río abajo". Como resultado de las acciones y fallas de IJC en respuesta a las inundaciones de 2017 y 2019, el Estado incurrió en daños sustanciales y potencialmente evitables.

Esta demanda amplía la demanda presentada por DEC el mes pasado, al incluir también los daños incurridos por todas las agencias estatales, incluyendo DEC, que en conjunto suman más de $50 millones. 

"La Comisión Mixta Internacional falló su misión principal de administrar adecuadamente los niveles de agua del Lago Ontario", dijo la Fiscal General James. “No vamos a esperar mientras la IJC continúa exponiendo a los neoyorquinos a inundaciones peligrosas. Las personas y familias a lo largo de la costa no merecen el dolor de tener que lidiar con los daños a sus hogares y negocios, los cuales podrían haberse evitado. Esperamos que esta demanda traiga seguridad y justicia a los más afectados por la negligencia de la IJC".

“La mala gestión de la IJC en el control de los niveles de agua del Lago Ontario causó estragos en las comunidades costeras vulnerables y el daño resultante conlleva un alto y rígido precio que no debería ser asumido por el Estado de Nueva York ni por los mismos propietarios que la Comisión debía proteger", dijo el Gobernador Cuomo. “La IJC no ha respondido claramente a nuestras quejas y no ha tomado ninguna medida para mejorar la situación, y esta demanda integral nos permitirá recuperar mejor el dinero que usamos en los daños y hacer que la Comisión rinda cuentas".

El Comisionado del Departamento de Conservación Ambiental, Basil Seggos, dijo: "Agradezco a la Oficina de la Fiscal General el haberse unido a nuestro esfuerzo por brindar justicia a las víctimas de la gran incompetencia de la IJC. Esta Comisión tenía una misión: administrar los niveles de agua para proteger a las personas y la propiedad, y falló miserablemente. Este es un caso claro en el cual los residentes afectados de la costa son las víctimas, y la IJC es responsable de ello. Damos la bienvenida al poder de la Oficina de la Fiscal General y esperamos presentar nuestro caso en los tribunales”.

La Fiscalía del Estado de Nueva York ha interpuesto esta acción en nombre de los departamentos y agencias del Estado de Nueva York, incluyendo entre otros, el DEC; el Departamento de Transporte; la División de Seguridad Nacional y Servicios de Emergencia; la División de Asuntos Militares y Navales; y la Oficina de Parques, Recreación y Preservación Histórica del Estado. Liderado por el Gobernador Cuomo, DEC inició un litigio contra la IJC el 9 de octubre de 2019. La acción de hoy incorpora la queja previa del DEC, además de agregar los impactos causados a otras agencias en el Estado de Nueva York.

La Oficina de la Fiscal General y la Oficina del Gobernador Cuomo buscan la indemnización compensatoria por daños cuyos costos sobrepasan los $50 millones de dólares, incluyendo:

  • Daños a la propiedad del Estado;
  • Daños consistentes en dinero que el Estado gastó y gastará para reparar daños a la propiedad, municipios y residentes; y
  • Daños a los recursos naturales, incluyendo el valor de las actividades recreativas perdidas.

Las inundaciones en las orillas del Lago Ontario en 2017 causaron al Estado daños cuyos costos sobrepasan los $4 millones, los que también incluyeron daños a parques estatales, playas, campamentos, muelles y lanchas. Esto fue desastroso para miles de empresas y neoyorquinos a lo largo de la costa del Lago Ontario, en los condados de Niagara, Orleans, Monroe, Wayne, Cayuga, Jefferson y St. Lawrence

Adicionalmente, en 2019, las inundaciones provocaron daños en las instalaciones estatales valorados en más de $2 millones. El público perdió el valor del uso de algunas instalaciones mientras estaban cerradas por reparaciones o permanecían sumergidas bajo las inundaciones. El gobernador declaró una emergencia para los condados de Cayuga, Jefferson, Monroe, Niagara, Orleans, Oswego, St. Lawrence y Wayne como resultado de los daños causados por los altos niveles continuos de agua en el Lago Ontario. El Estado activó el Centro Estatal de Operaciones de Emergencias durante 125 días para realizar operaciones en ocho condados de Nueva York y cientos de millas en la costa.

Varias agencias estatales también incurrieron en gastos sustanciales vinculados a sus respuestas ante las inundaciones. El Dpto. de Conservación Ambiental del Estado y la Guardia Nacional de Nueva York fortificaron propiedades costeras públicas y privadas con barreras y otros equipos. La División de Seguridad Nacional y Servicios de Emergencia (DHSES) desplegó bolsas de arena, máquinas de bolsas de arena, bombas y barreras de agua.

DHSES también activó el Centro Estatal de Operaciones de Emergencias durante 125 días para realizar operaciones en ocho condados de Nueva York y cientos de millas de costa. El Departamento de Transporte supervisó las operaciones de llenado de sacos de arena y activó su sistema de comando de incidentes. En total, los costos de respuesta de las agencias estatales excedieron los $37 millones.

El Estado, además, ha gastado más de $100 millones de dólares ayudando a propietarios de viviendas, pequeñas empresas, a municipios y a otros a reparar los daños a la propiedad causados por las inundaciones de 2017 y 2019. Estos fondos se han distribuido a través del plan de renovación de viviendas y comunidades del Estado de Nueva York, vinculado al Porgrama de Subvenciones de Alivio de Inundaciones y Recuperacion Tras Inundaciones en el Lago Ontario-St. Lawrence Seaway, así como a través del Programa de Fondos de Recuperación Empire State Development y el programa que beneficia a las pequeñas empresas en el Lago Ontario.

El Tratado de Aguas Limítrofes de EE.UU. y Gran Bretaña, el Plan 2014, la Orden de Aprobación Complementaria de 2016, y otras leyes aplicables imponen un deber a la organización IJC de operar la Represa en una manera que salvaguarde los intereses de los propietarios ribereños en las costas del Lago Ontario de Nueva York y cumplir con un estándar de cuidado razonable para los propietarios.

Este asunto es manejado por el Buró de Protección Ambiental de la Oficina de la Fiscal General, específicamente por el Fiscal General Adjunto, Matthew J. Sinkman; bajo la supervisión del Jefe de la Oficina, Lemuel M. Srolovic. El Buró de Protección Ambiental es parte de la División de Justicia Social, que está bajo la supervisión de la Fiscal General Adjunta, Meghan Faux; y la Primera Sub-Fiscal General Adjunta, Jennifer Levy.